Resultados de fútbol EN DIRECTO

Barça y Atleti se reparten puntos y el Madrid acecha

Los blancos son los únicos que dependen ahora de sí mismos

El Camp Nou ha servido de anfitrión para albergar uno de los partidos más cruciales para el devenir del campeonato. Blaugranas y rojiblancos gozaron de la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa en una liga que, pese a que se esté consumiendo poco a poco, sigue con el mismo líder, al menos de momento. El empate sin goles deja al Real Madrid con una oportunidad de oro si mañana gana su partido ante el Sevilla. Atlético y Barça ya no dependen de sí mismos para las tres jornadas que restan.

El ambiente que se respiraba sobre la Ciudad Condal recordaba a aquella tarde del 17 de mayo de 2014, pero con las gradas vacías. La misma tarde soleada y con Matheu Lahoz al silbato. Simeone quiso romper su maldición de quince años sin ganar en el Camp Nou con un once en el cual tuvo a su disposición la plantilla entera. Los protagonistas fueron los habituales con la excepción de Felipe por Giménez. Koeman también repitió el esquema y los jugadores de estos últimos partidos.

Alineaciones vía SofaScore.com

El encuentro no comenzó muy bien para los del Cholo. Igual que en 2014, se lesionaba al inicio un jugador muy importante. Aquella vez por partida doble con Arda Turan y Diego Costa, y esta vez con Thomas Lemar. Este no será el único paralelismo con aquel encuentro de hace 7 años. El francés estaba siendo una de las figuras más importantes en la medular pero un mal giro de la rodilla le dejó K.O. Su sustituto, Saúl Ñíguez, digamos que sigue sin dar buenos síntomas al juego del equipo. El planteamiento de ambos equipos durante los primeros minutos estuvo marcado por el miedo. Ambos apostaron por el fútbol de control. Ninguno arriesgaba. Había mucho en juego, como si de una final se tratase.

Los colchoneros avisaron primero con una ocasión en la que Lenglet se anticipó a Correa y le impidió rematar a puerta cómodamente. Los minutos pasaban y ninguno de los dos equipos dominaban con creces. El primer tiro a puerta de los culés llegó en el minuto 28 y sin mucho peligro, lo que reflejaba la poca presencia del Barça en área rival. Otro déjà vu fue la lesión de Busquets por un choque con la cabeza de Savic. El montenegrino, pese a las críticas por las noticas de esta semana, cuajó un gran encuentro y ni se inmutó en el lance con el centrocampista catalán.

Las mejores ocasiones de la primera mitad vinieron bajo la firma del Atlético. Llorente primero con un disparo de zurda que atrapó ter Stegen y Luis Suárez después en un disparo sin ángulo que tapó el portero alemán. El Barça también gozó de su mejor jugada en los últimos compases de mitad. Messi realizó una sensacional jugada individual, golpeó desde la frontal y Oblak se estiró para mantener a su equipo con vida.

El partido llegó al descanso tras una jugada de córner ensayada de los colchoneros en la que Felipe envió el balón por encima de la portería. El Atleti cuajó una de las mejores primeras partes de la temporada con un Carrasco con el cuchillo afilado y un Hermoso filtrando pases clave.

El guion de la segunda parte fue una continuación de la primera. El intercambio de golpes fue constante. Primero avisó el Barça a balón parado en una jugada que Lenglet le privó a Piqué el remate de cabeza. La intensidad en la presión de los del Cholo era una evidencia de que querían ir a por el encuentro. Los de Koeman no tuvieron esa misma ansia de robar el balón en campo rival. Pese a ello, Ilaix Moriba tuvo una ocasión calcada a la de Correa en la primera mitad con el mismo desenlace. El partido pedía frescura cuando algunas piernas empezaban a flaquear y el Cholo llamó a su estrella. Joao Félix entró por un Saúl que vio cartulina amarilla y tampoco estaba aportando grandes cosas desde que entró. El portugués aportó la dosis de energía que necesitaba su equipo para comandar contrataques.

Si el Atlético tuvo las mejores ocasiones en la primera parte, el Barça las tuvo en la segunda. En el minuto 69 Araujo remató de cabeza y batió a Oblak, pero el linier levantó el banderín acertando con su decisión milimétrica. Los técnicos de ambos equipos ajustaron sus piezas con varios cambios que pudiesen aguantar el arreón final. Con la entrada de Kondogbia vimos a un Llorente más liberado y, con su tanque de gasolina inagotable, pisó área rival con más frecuencia. Por parte de Koeman, aunque en principio pareciese una locura, incorporó a Dembélé de carrilero derecho para atacar la banda de un Carrasco muy fatigado.

En los últimos minutos, el partido estaba totalmente roto y la balanza podía decantarse de cualquier lado. El Barça parecía llegar más entero y Dembélé remató de cabeza en el segundo palo por encima del larguero una jugada manifiesta de gol. Si en vez del francés hubiera sido otro con mejor cabezazo otro gallo hubiese cantado. Messi también gozó de una falta en el 89′ que besó la escuadra por fuera.

Como no podía ser de otra manera, el último paralelismo fue el más evidente de todos. La última jugada del partido fue un córner del Atlético de Madrid en la que esta vez no estuvo Diego Godín para rematar. Empate justo y la liga sigue abierta a falta de tres jornadas. Mañana, con el permiso del Sevilla, el Real Madrid tiene un match ball para ponerse líder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *