Resultados de fútbol EN DIRECTO

Bélgica arrasa contra Gales y se estrena de la mejor forma

Los diablos rojos superan por tres goles a uno al cuadro galés en un partido donde los jugadores claves de cada equipo han sido los grandes protagonistas.

Si analizamos ambos equipos jugador por jugador, podemos ver que hay una desigualdad en cuanto a piezas claves. La dependencia de Gales sobre su jugador franquicia, Bale, ha sido la tónica mostrada en el encuentro de ayer. El jugador del Tottenham ha recuperado gran parte de su nivel en su regreso a la liga inglesa y ayer tuvo una importante participación entre los suyos. Tanto fue así que gracias a un pase de Gareth y una excelente definición de Wilson, Bélgica lograba adelantarse en el minuto diez. La jugada casi fue mejor que el propio resultado. Wilson dejaba pasar la bola para que Bale fuera quien adelantará triangulara la pared en una combinación al primer toque. La selección de Gales daba un golpe sobre la mesa y demostraba que estaban por encima de las expectativas.

Era el momento de Bélgica. Los diablos rojos acumulan varios años con grandes jugadores entre sus filas, aunque la juventud de estos en algunas ocasiones se volvía un punto débil. Sin embargo, los grandes ejes del equipo como De Bruyne, Lukaku y Mertens ya rondan los treinta años. La experiencia y la calidad dejaba en el campo huellas de lo que puede ser este equipo con más rodaje. Una buena defensa que acompaña a Courtois y un centro del campo ágil y joven que aprende de los jugadores más ofensivos. El gol en contra se convirtió en un desafío para los maestros belgas, y en el minuto veintidós Kevin De Bruyne lanzaba un misil que caía a la escuadra inferior contraria desde fuera del área. Toda una obra de arte.

Minutos más tarde Thorgan Hazard hacía el segundo de cabeza. El lateral del Borussia de Dortmund, Meunier ponía un centro al segundo palo que su compañero de equipo, Hazard, remató de cabeza aprovechando el resbalón de su defensor. Las cosas parecían ponerse en su lugar con esta remontada pero los dragones rojos seguirían probando la internada al área rival. La táctica acabó por explotar la banda de Gareth Bale, donde además recibía un gran apoyo de Wilson. La primera parte se redujo a este nivel parejo que pudo haberse reflejado en un empate a uno sino fuese por la fortuna del segundo tanto belga.

La segunda parte daba paso a la segunda sustitución del partido tras la lesión de Allen. Roberto Martínez daba descanso a Vermaelen para que la salida al campo de Denayer, uno de los mejores hombres en defensa del equipo. Laos ataques mantuvieron la misma línea de peligro que el primer tiempo. La progresión del balón rápida se atascaba en el último cuarto de la cancha, donde pocos jugadores sabían llevar a una finalización la jugada. Antes del minuto cincuenta, Gareth Bale intentaba una chilena de un balón que salía despejado. El galés estuvo cerca de cazar con ese movimiento acrobático el esférico, pero salió muy desviado. La timidez fue el gran protagonista de los segundos cuarenta y cinco minutos.

James logró un par de disparos de media distancia, pero ambos salieron desviados. Bélgica parecía concentrarse en la contención del balón y la seguridad abajo, una actitud que pudo haberles llevado a empatar el partido. Bale seguí haciendo de las suyas y el control estaba del lado amarillo. No obstante, un poderoso y concentrado Denayer demostraba que su salida había sido todo un acierto del mister. Quizás se trató de una relajación animada por la confianza porque veinte minutos después de empezar la segunda parte, los de arriba parecían activarse. Un par de internadas con algo más de claridad y Mertens sacaba un penalti tras ser despejado por Mepham dentro del área. Lukaku sería el encargado de materializarlo y poner distancias para los últimos veinte minutos.

El partido se daba casi por finalizado cuando la tensión entre rivales empezó a crecer. La impotencia de Gales se reflejaba en la persecución del balón y la desesperación en las conducciones del mismo. Quejas, entradas duras y algún que otro intercambio de opiniones entre los jugadores de ambos equipos que, finalmente, bajaron la intensidad dejando el resultado tal y como estaba. Un gran partido por parte de ambos equipos. La dependencia de Bale es una manía que se tiene que quitar pronto Galés, a pesar de ser su jugador estrella con diferencia. En el caso de Bélgica, falta una cohesión constante entre sus activos para poder exprimir al máximo el potencial de los grandes jugadores. Ambos tienen su próximo partido de clasificación al Mundial de Qatar de 2022 contra la República Checa, que viene de ganar por seis goles a dos a Estonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.