Resultados de fútbol EN DIRECTO

Benzema salva al Madrid

Real Madrid y Chelsea empataron (1-1) en Valdebebas. La primera semifinal de la Champions League acabó con un resultado favorable a los ingleses, pero con todo por decidirse en el partido de vuelta. Pullisic y Benzema fueron los goleadores de un encuentro en el que Kanté brilló con luz propia.

El partido comenzó bajo previsiones de fuerte lluvia. Tanto fue así en la tarde madrileña que el marcador se averió y el encuentro tuvo que disputarse bajo el amparo de un marcador auxiliar. Nubes negras se cernían sobre el Alfredo di Stéfano en un claro augurio de lo que sería la primera parte del encuentro.

El balón comenzó a rodar cuando el Real Madrid todavía se hallaba en los vestuarios. Los blancos no dieron ni un vestigio de frescura ni organización durante los primeros compases del encuentro. Courtois tuvo que intervenir como si del único jugador de los locales se tratara de manera heroica. Un pie milagroso libró al Madrid de lo que hubiera sido un bochorno histórico. Sin embargo, el gol no tardó demasiado en llegar. Un balón largo de Rudiger a la espalda de la defensa blanca fue acunado por Pullisic que finalizó la jugada con un regate a Courtois y una definición a placer.

Las cosas se ponían cuesta arriba para el Madrid antes de llegar al primer cuarto de hora de encuentro. Y los locales no cambiaron su dinámica. Con el 0-1 en contra, Zidane sabía que replegarse no era una opción pues el resultado pintaba nefasto para la vuelta. El Madrid se encomendó a una de sus mejores bondades en ataque, mejor dicho, a sus dos únicas armas ofensivas: el balón parado y Karim Benzema.

Corría el minuto 24 cuando Kroos y Modric ejecutaron un córner en corto. El croata la puso muy pasada al segundo palo para que Casemiro ganara el salto a Azpilicueta, Militao peinase hacia atrás y Benzema definiera tras un control con la testa y una volea digna de crack mundial. El Madrid puso las tablas en el marcador sin generar ocasiones de peligro real. Quizá sea esta la bondad del equipo de Zidane: el Madrid empató porque es el Rey de Europa y tenía que hacerlo. Porque los blancos no merecieron terminar el partido con el 1-1 final. La primera parte fue un auténtico repaso futbolístico de Thomas Tuchel a Zidane que finalmente quedó en menos de lo que podría haber sido.

En la segunda parte se vio poco fútbol. Los 45 minutos finales sirvieron para ver la decadencia de Marcelo y el crecimiento de Militao. El lateral jugó de carrilero portando el brazalete de capitán y se vio superado constantemente por cualquiera que transitara su banda. El central brasileño dio motivos a la hinchada vikinga para ilusionarse con un defensa de garantías presentes y futuro aún más prometedor.

Pero el jugador del partido fue N’Golo Kanté. El pequeño centrocampista francés dio una clase de omnipresencia divina. Estuvo allí donde le necesitaron, como si de un superhéroe se tratara. Conducciones, pases, robos y cortes se sucedían mientras el centro del campo local veía exhausto brillar a un tipo incombustible.

Hazard salió, pero anduvo perdido los 24 minutos que estuvo sobre el césped. El belga ni está ni se le espera. No hubo ni un ápice de arranque, ni una minúscula chispa de genialidad. Lo que se vio fue al siete del Madrid corriendo de un lado a otro sin generar peligro en la meta contraria.

El partido finalizó con un Madrid replegado al que Zidane nos está acostumbrando. La defensa en bloque bajo del Madrid es realmente efectiva, pero para pasar esta eliminatoria necesitará hacer goles. Todo por decidir en Stamford Bridge.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.