Resultados de fútbol EN DIRECTO

Efecto Kike Sánchez Flores

El Getafe ha ganado al Real Madrid (1-0) en el primer partido del año. Un error de Militao propició el único gol de un encuentro en el que el Madrid se ha mostrado impreciso a diferencia de un notable Getafe que ya empieza a acusar la mano de Kike Sánchez Flores.

El Real Madrid fue el invitado de honor para inaugurar el año en la Liga Santander, pero las cosas no fueron según lo previsto para Ancelotti, que se mostró muy inquieto y mostrablemente enfadado durante gran parte del partido. El entrenador italiano tenía motivos para quejarse. Casi faltó tiempo para que Militao fuera el protagonista de un grotesco error que ofreció en bandeja el gol a Ünal.

El defensa brasileño mostró un nivel muy por debajo a lo que se ha visto en la presente temporada. Quizá se ha contagiado, no de Covid, sino de la imprecisión del resto de sus compañeros. El Real Madrid no conseguía ofrecer líneas de pase seguras ni ataques prometedores. El partido pareció terminar con el tempranero gol de los locales.

Modric tuvo una clara ocasión que acabó con el esférico en el larguero. Mucha intensidad del Getafe con un Madrid más dispuesto a dar que a recibir. Si esto fuera boxeo, se diría que los de Ancelotti esperaban ganar a los puntos porque los blancos no generaron un dominio claro sobre el equipo rival.

Sí, los datos de posesión abrumadores están ahí, pero el balón sin verticalidad de poco sirve. Y el Getafe supo jugar su partido a la perfección. Un buen bloque defensivo anuló el ataque del Madrid y su tensión constante en el terreno de juego propició la interrupción de cualquier ataque prometedor de los blancos.

Sin Vinicius, Rodrygo y Asensio fueron los encargados de abrir las bandas. Poco se vio de ellos. Hazard salió en la segunda mitad por Asensio y Mariano acabó por sustituir al brasileño. Casemiro enganchó una bonita volea que acabó en buena intervención de David Soria. El colegiado añadió siete minutos y el respetable se enfadó por el alargue. Pero nada quedaba por hacer en un Madrid sin ideas ni piernas.

El partido acabó como quizá merecía acabar. Porque el Real Madrid ni supo ni quiso dar intención a sus propuestas y el Getafe materializó su ocasión más clara, aunque perdonó algunos errores de los defensas contrarios. Con esta victoria, el Getafe de Kike Sánchez Flores se queda fuera de los puestos de descenso. Y en el sur de Madrid ya se comienza a hablar del entrenador que ha revivido a un desahuciado.

Los comentarios están cerrados