Resultados de fútbol EN DIRECTO

El Chelsea doblega a un Madrid pusilánime

El Chelsea se enfrentará al Manchester City en la final de la Champions League tras vencer por 2-0 al Real Madrid. El equipo blanco se queda a las puertas de una nueva final y naufraga merecidamente.

El Real Madrid viajó a Londres con la mirada puesta en la consecución de la decimocuarta, pero ahí se quedó todo. Ni garra, ni juego, ni ocasiones ni nada se ha visto hoy en Stamford Bridge por parte de cualquier jugador del equipo español. El Chelsea toreó al Madrid desde el primer minuto de juego y el resultado no fue escandaloso gracias a la ausencia de puntería de los locales.

En vez de fijarse en su homónimo de baloncesto e intentar una gesta propia de otra época y otro momento, el Real Madrid salió al campo a disfrutar de la plácida noche londinense sin saber que delante había un equipo organizado con ganas de vencer a todo un Madrid. Ni siquiera se puede salvar un atisbo de arrojo y coraje en los últimos minutos. Los blancos llegaron dos veces a la portería rival en todo el encuentro y ambas ocasiones se zanjaron con sendas intervenciones del guardameta blue Mendy.

El Chelsea por su parte realizó un partido digno de estudio. Los de Tuchel asfixiaron al Madrid en la salida de balón con una presión intensa y efectiva. Los jugadores de Zidane nunca pudieron jugar de cara a la portería porque, a través de interrupciones constantes del juego y superioridad defensiva, los jugadores del Chelsea dejaron en paños menores al Rey de Europa.

Tras avisar previamente, Werner remató a placer un disparo de Havertz que se había estrellado en el travesaño en el minuto 28 de encuentro. El Madrid seguía necesitando un gol para meterse en la eliminatoria, pero hacer un tanto a la defensa de Tuchel es muy difícil, y más para un Madrid exhausto. A destacar la actuación de Hazard, no por nada en específico, sino por todo en concreto. El jugador belga se reivindicó como el mayor pufo de la historia reciente del Real Madrid.

Benzema anduvo desaparecido durante todo el partido pues no había balón capaz de llegar a tres cuartos con un mínimo de peligro. Ramos reapareció para poner en relieve que sus mejores tiempos pueden haber pasado. El centro del campo blanco no pudo con la insistencia de Kanté, el jugador con cuatro pulmones y sonrisa perenne. Vinicius encaró algo, pero no lo suficiente. A destacar las actuaciones de Courtois, salvando los pocos muebles que al Madrid le quedaban, y Valverde el rato que estuvo sobre el verde.

Con más ímpetu que ninguno se llegó a los minutos finales y Mount sentenció la eliminatoria. Nada que hacer ya, como en todo el encuentro. Y mientras el Madrid se hundía en el pozo del agotamiento, los de azul siguieron corriendo hasta el final.

Estambul será inglesa por una noche pues el Real Madrid se ha despedido justamente de la Champions League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.