Resultados de fútbol EN DIRECTO

El Granada deja sin liderato al Barça

El FC Barcelona recibía a domicilio al Granada de Diego Martínez para recuperar el partido pendiente de la trigésimo tercera jornada de liga. Los nazaríes remontaron el tanto de Leo Messi con goles de Darwin Machís y Jorge Molina y privaron a los culés de ponerse líderes del campeonato.

Los de Diego Martínez llegaban al Camp Nou con nueve bajas y con la estadística en contra: en 25 visitas al feudo blaugrana habían cosechado un pleno de derrotas. Pero como se suele decir, las estadísticas están para romperlas. Y vaya día han escogido para ello. Los de Koeman, por su parte, se jugaban nada más y nada menos que ponerse líderes. Aún así, el técnico holandés realizó algunas rotaciones, destacando la titularidad de Ilaix Moriba. También se quedaron en el banquillo jugadores como Dest, Lenglet, Pedri o Dembélé.

Onces iniciales del partido. Vía SofaScore.com

El inicio del partido siguió el guion que se presuponía con el dominio de la posesión del Barça. En los primeros minutos de partido Ilaix Moriba dejó algún que otro destello de calidad a tener en cuenta. Los andaluces se veían incapaces de salir del acorralamiento de su área y formaron un 5-3-2 en bloque bajo. La sensación de peligro por parte de los catalanes era inminente pese a la falta de disparos a puerta. Al Granada solo le quedó la opción de sacar el balón en largo dada la alta presión impuesta por el conjunto dirigido por Ronald Koeman. Hasta el 18′ el Barça no conseguiría su primer disparo entre los tres palos con un tiro de Griezmann desde la frontal que fue a las manos de Aarón Escandell. El delantero galo fue de los más activos de su equipo apareciendo entre líneas y combinando paredes con Messi.

La insistencia daría sus frutos en el minuto 23. Leo recibe un pase dentro del área tras un precioso control orientado con giro de 180 grados de Antoine Griezmann y el argentino bate al guardameta con un disparo cruzado con pierna izquierda. Los culés se adelantaban en el marcador y se ponían líderes virtuales de la clasificación. Pese a encajar el gol, los nazaríes intentaron la réplica instantáneamente. Yangel Herrera presionó la salida de balón del Barça y logró robar el balón, pero su disparo se fue muy desviado.

El Granada intentó adelantar sus líneas, pero con ello solo logró que Busquets filtrase a Messi un pase a la espalda de la defensa; y en el mano a mano el guardameta granadino tocó lo justo con el pie para impedir al argentino su segundo gol de la tarde. Con el paso de los minutos, el Granada logró conectar algún que otro envío en largo a Soldado aprovechando la lenta retaguardia de la defensa culé.

El partido llegó al descanso con la superioridad del Barça no solo en el marcador, sino también en los datos de la posesión: 79% de los blaugranas frente a 21% del Granada. Hasta el momento Antoine estaba siendo la pieza más activa de los de Koeman.

El segundo tiempo comenzó con el mismo dominio culé. Griezmann tuvo una ocasión muy buena tras una asistencia de Ilaix, aunque el disparo del francés no fue entre los tres palos por los pelos. El Granada siguió hurgando en la herida del Barça a campo abierto. Soldado tuvo una gran ocasión de completar él mismo un contragolpe, pero lo desperdició por ser demasiado generoso y pasarle el balón a su compañero. El partido entró en una dinámica en la que el Barça podría arrepentirse de no aprovechar su superioridad para sentenciar el partido y jugar con algo de colchón. Diego Martínez hizo sus primeros movimientos en el banquillo introduciendo a Jorge Molina y Gonalons en lugar de Soldado y Eteki.

Finalmente, el Barça tentó demasiado a la suerte y acabó encajando el gol del empate. Corría el minuto 63 de partido, Luis Suárez trató de filtrar un pase al hueco para Machís que, a priori, Mingueza podía cortar. Sin embargo, al central catalán se le escapó el balón en un intento de controlarlo y el venezolano Machís se quedó mano a mano con Ter Stegen y lo batió por su palo con pierna izquierda. Estas fueron las consecuencias de no sentenciar el partido antes. El liderato virtual de los blaugranas duró solo 40 minutos.

Los problemas para el Barça se acentuaron con la expulsión de Koeman por protestar en la acción del gol del empate. El holandés, ya desde la grada, agitó el banquillo para dar incorporación a Pedri y Dembélé por Mingueza, que fue señalado otra vez, e Ilaix Moriba. Koeman ajustó su línea defensiva de cinco a cuatro hombres. Los culés se volcaron de lleno en ataque, pero el gol no llegaba. Lo que sí llegó para dar un vuelco a la clasificación fue el segundo gol del Granada. En el 78‘ el lateral izquierdo Adrián Marín, que acababa de entrar de refresco, puso un centro a la cabeza de Jorge Molina y remató libre de marca en el área. La tragedia se confirmaba en el Camp Nou y la liga se pone patas arriba.

Los culés no se rindieron y fueron con todo arriba para lograr al menos la igualada. Esta vez no lograron ejecutar la heroica al igual que pasó en los cuartos de final de Copa del Rey en la que estuvieron los mismos protagonistas. Piqué estuvo a punto de conectar un cabezazo en la última jugada de partido, pero finalmente los culés fueron remontados por un Granada que hizo un trabajo espectacular con tantas bajas a sus espaldas.

Los blaugranas desaprovechan una bala muy valiosa para ponerse líderes. El golpe de moral puede ser muy importante para los partidos que restan. El Granada logra sumar tres puntos para seguir soñando con Europa. Pero sin ninguna duda esta derrota ha sido más celebrada aún por Atlético de Madrid, Real Madrid y Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.