Resultados de fútbol EN DIRECTO

Fueron ellos

El fútbol quiso hacer algo de justicia, si acaso este término se llegó a dibujar alguna vez sobre un terreno de juego, y la copa continental volará hasta Roma gracias a un partido digno de recuerdo. Italia se impuso a una Inglaterra incomprensible capaz de lo mejor y lo peor en una tanda de penaltis de infarto en la que Donnarumma se consagró como héroe nacional.

La racha de esta Eurocopa se rompió. La maldición decía que un equipo que pasaba de ronda en penaltis debía ser eliminado en la siguiente fase, quizá de la misma manera. Pero para eso están las supersticiones y las rachas, para romperse. Una Italia más reconocible que nunca se ha llevado el premio a mejor equipo en uno de los mejores torneos de selecciones que se recuerda.

Inglaterra tuvo todo a favor hasta que desfalleció de éxito. Con un Wembley repleto, en el que incluso se colaron aficionados sin entrada en la previa del encuentro, Trippier puso un centro a punto de caramelo para Shaw que chutó con la fuerza de un país hasta estrellar el balón dentro de la meta de Italia. Corría el minuto dos de encuentro cuando Inglaterra ya se veía como futura reina de todo un continente. Los aficionados explotaron de emoción cantando It’s coming home cuando el partido no había hecho más que arrancar.

Italia se mostró como un coche diésel pues le costó un tiempo lograr introducirse en el partido. Entrar en territorio hostil para bailar a una Inglaterra que veía la final como la manera más fácil de levantar su primera Eurocopa. El primer susto lo dio Chiesa. El habilidoso delantero de la Juventus se zafó de medio equipo inglés para ajustar un balón muy lejano a la cepa del palo, pero por fuera. Wembley respiró mientras que los italianos se hacían más y más fuertes.

Tras la salida de vestuarios, fue Italia quien llevó la voz cantante del encuentro. Se sucedieron varias ocasiones hasta que Leonardo Bonucci remató una jugada barroca para poner el empate a uno en el marcador. Rebotes, tiros desafortunados y hasta una milagrosa intervención del meta Pickford hasta que el central pudo poner la igualada en el encuentro. Se dirigió a la cámara y dedicó un significativo It’s coming Rome“.

El partido no tuvo mucha más historia. Unos intrascendentes minutos finales y una prórroga con ambos conjuntos timoratos sirvieron para mentalizar a los aficionados que estaba por llegar el desenlace más terrible de una final. Los penaltis, con su aura de fortuna hicieron acto de presencia. Berardi y Kane no fallaron. Sí lo hizo Belotti. Maguire u Bonucci batieron a los porteros sin demasiadas complicaciones, pero Rashford, que había entrado en el último minuto de la prórroga para ejecutar su lanzamiento, erró. Chiesa no falló. El flagrante fichaje del Manchester United, Jadon Sancho, envió el balón a las manos de Donnarumma. La euforia se personificó en Italia, pero había que meter el último penalti. Jorginho tomó carrera y muy despacio se acercó al punto de penalti, pateó y Jordan Pickford atajó con algo de fortuna. Un respiro para Inglaterra. Bukayo Saka fue el responsable de ejecutar el siguiente penalti. Donnarumma se estiró como para hacerse leyenda.

El final. Italia campeona de Europa por segunda vez. La noche se prevé larga en Nápoles, Roma, Milán, Turín y el resto de ciudades, pueblos y municipios de toda la geografía italiana porque su selección se ganó a pulso alzar el trofeo. Roberto Mancini ha logrado ejecutar a la perfección un sistema de juego tan ajeno a lo que siempre se tuvo por italiano que hasta sorprendió. Pero los muchachos jugaron y vaya cómo lo hicieron. Hoy ya son historia del fútbol.

David Jiménez Flores
Fundador y director de elplantillazo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *