Resultados de fútbol EN DIRECTO

Griezmann vuelve a brillar en la Cerámica

El delantero francés volvió a mojar en el feudo amarillo, como el año pasado, y con un doblete vuelve a dejar al Barça dependiendo de sí mismo para ganar el campeonato. El tanto amarillo lo anotó Samu Chukwueze tras una gran jugada individual.

Ambos equipos sabían de la importancia de este encuentro y sus alineaciones lo reflejaban. El Barcelona se jugaba la liga y aprovechar para meterle presión al Atlético que juega esta noche en Bilbao, mientras que el Villarreal comenzaba séptimo el encuentro tras el empate del Betis ayer frente al Madrid. Los amarillos rotaron en los laterales donde Foyth y Alberto Moreno sustituyeron a Pedraza y Mario, mientras que el Barça salía con el once de gala con la titularidad de Dest como única incógnita.

El Villarreal salió valiente ante un grande como el Barcelona y ejerció una presión intensa sobre el equipo blaugrana que se vio superado a tramos por una buena circulación de pelota de los de Koeman. El jugador más determinante de los blaugranas, junto a Griezmann, fue Frenkie De Jong que ayudaba al equipo a presionar y también a la hora de sacar el esférico jugado. El holandés hizo disfrutar con un grandísimo partido al que solo le faltó anotar dos clarísimas ocasiones que tuvo en sus botas.

Los veinte primeros minutos del encuentro fueron vibrantes y se vio a dos equipos que querían tener el balón y buscar la portería contraria tras una jugada colectiva. Pero se veía, poco a poco, cómo el Barça se iba adueñando de la posesión y obligando a Asenjo a ganarse el jornal realizando paradas de verdadero mérito, sobre todo una realizada a De Jong en boca de gol, que recordó a una parada de Iker Casillas contra el Sevilla. Sin embargo, el primero en golpear fue el submarino, que tras una gran salida de balón de Pau Torres dejó en un mano a mano a Chukwueze con Ter Stegen tras un resbalón inoportuno de Jordi Alba. El delantero amarillo no perdonó y tras driblar al meta alemán puso el primer tanto del partido.

Poco le duró la alegría al cuadro castellonense, que tan solo un minuto después y tras un gran pase largo de Oscar Mingueza que dejaba a Griezmann solo ante Asenjo. Definió con una gran vaselina y puso las tablas en el marcador. Con la inyección de moral, el Barça volvió a realizar una presión asfixiante y aprovechó un error en salida de balón de Foyth para poner el segundo y remontar el partido en tan solo 8 minutos. El tanto fue de Griezmann, que tras interceptar un pase de Foyth al meta amarillo definió por bajo y sumó su segundo tanto en el día de hoy. Los de Koeman no se relajaron y antes del descanso optaron de alguna que otra ocasión para distanciarse en el marcador, que acabó despejando Asenjo.

Tras el descanso, y con la única novedad de la sustitución de Sergi Roberto por Dest, el Villarreal comenzó a apretar y consiguió encerrar al equipo blaugrana. La incapacidad de generar algún contraataque que le permitiera zafarse un poco del asedio amarillo, hizo que Emery optara por piernas frescas. Introdujo a Coquelin y Estupiñán para aumentar la presión. En el otro banquillo y con el bajón físico blaugrana, Koeman sustituyó a Pedri por Ilaix Moriba para ganar músculo en el centro del campo tras un partido mediocre del canario. Ter Stegen volvió a ser decisivo evitando el tanto del submarino tras una clarísima ocasión de Capoue que con un poco de fortuna el meta alemán conseguía despejar a córner. Pero el partido cambió tras la expulsión de Manu Trigueros después de realizar una entrada con los tacos a la altura del tobillo de Messi yendo a por un balón que se le había escapado.

Comenzaba un nuevo partido con veinticinco minutos por delante con un Barcelona con uno más y con ventaja en el marcador. Pero el Villarreal siguió apretando y creando más sensación de peligro que peligro en sí. El Barça tuvo la sentencia a siete minutos del final con un mano a mano de De Jong que optó por una vaselina que se marchó muy alejada de la meta amarilla. El Barça acabó sufriendo y achicando aguas como pudo y logró conseguir tres puntos vitales en un campo difícil que le hacen seguir dependiendo de sí mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.