España, de más a menos

El conjunto español dirigido por Luis Enrique empató ayer (1-1) ante la Holanda de Frank De Boer en un partido en el que la roja dejó sensaciones encontradas.

El encuentro disputado en el Johan Cruyff Arena fue una buena prueba para ver el nivel real de la Selección Española de Fútbol pues el rival al que se enfrentaba se puede considerar como una de las grandes selecciones europeas a pesar de haber pasado recientemente una mala época.

Ambos equipos salieron con alineaciones poco reconocibles. Luis Enrique dejó en el banquillo a jugadores habitualmente titulares como Sergio Ramos, Reguilón o Marcos Llorente. Por parte de los locales, las importantes bajas de Van Dijk y De Light provocaron la alineación de una defensa poco habitual en la selección holandesa. Veltman y Ake fueron los centrales titulares.

El partido comenzó con un claro dominio español. Y es que en la primera mitad del encuentro la mayor parte de ocasiones claras cayeron del lado de España. No obstante, la selección demostró una de sus debilidades más importantes: el gol se resiste. El juego ofensivo de España se puede calificar como notable, pero la ejecución final de la jugada precedida por la creación ofensiva no llega a cuajar y la mejor demostración es el número de goles anotados en los últimos encuentros, tres tantos en los últimos cuatro encuentros. Morata y Gerard Moreno crearon una importante cantidad de ocasiones, suficiente para que Canales, a pase de Morata, consiguiera romper el 0-0 inicial y pusiera por delante al conjunto español en el minuto 19 de encuentro. Varias ocasiones de Asensio, Koke y los delanteros no acabaron en gol y se llegó al descanso con 0-1.

En la segunda parte cambió la tónica dominante y fue el conjunto holandés quien llevó la batuta. En el minuto 47 Van de Beek remató solo en el área un balón sin dueño y puso el definitivo 1-1 en el marcador. Unai Simón tuvo que demostrar su valía realizando varias paradas de gran categoría ante el constante goteo de ocasiones holandesas.

El partido careció entonces de la intensidad de un encuentro oficial y se notó el cansancio de los jugadores. Luis Enrique sacó al campo a Sergio Ramos que empató a Buffon como el jugador europeo con más encuentros disputados con su selección (174), récord que batirá previsiblemente en los próximos encuentros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *