El City vence y jugará la final contra el Tottenham

El Manchester City venció ayer al Manchester United 0-2 en las semifinales de la Copa de la Liga. El conjunto de Guardiola jugó un gran partido y en dos ocasiones aisladas marcó dos goles que sirvieron para ganar a los red devils. De esta manera, habrá un Guardiola-Mourinho en la final, que se disputará el 25 de abril.

A pesar del resultado, el Manchester United comenzó el partido llevando la voz cantante. En un tiro de Rashford, el rechace rebotó en Stones y el balón fue para dentro. Sin embargo, el VAR anuló el tanto por fuera de juego previo del delantero red. Y no sería el único gol anulado. Por parte del City, primero Foden y después Gundogan también se quedaron sin su gol por fuera de juego. A pesar de ello, el United siguió atacando. Pudo adelantarse con un disparo espectacular de Bruno desde fuera del área, pero Steffen respondió con una gran parada.

En la siguiente jugada le tocaría al City responder. De Bruyne recibió el balón en la frontal y casi sin carrerilla sacó un disparo fortísimo que fue a parar al palo derecho de la portería de Henderson. De esta manera ambos conjuntos se marcharían al descanso. Ya en la segunda mitad, el Manchester City puso tierra de por medio. Una falta lateral fue a parar a Stones que, casi sin querer, mandó el balón dentro de la portería. Esta vez si, el gol subió al marcador. A partir del gol el City dominó el encuentro con soltura. El United se defendió como pudo, pero no consiguió llegar a la portería de los cityzen. Los de Guardiola atacaban. Esta vez era Sterling, que a punto estuvo de marcar el segundo con un cabezazo. Pero Henderson sacó una buena mano.

El United estaba K.O y era el turno de Mahrez. El argelino disparó a puerta desde la frontal y otra vez Henderson tuvo que intervenir. Esta vez con una mano arriba a la escuadra. Pero sería en el minuto 82 cuando Fernandinho sentenciara el encuentro. Martial despejó un balón de saque de esquina. Balón que volvió a despejar Wan-Bissaka y que calló a los pies de Fernandinho. El mediocentro brasileño se sacó una volea desde fuera del área y el balón entró raso pegado al poste.

Con este gol finalizó el encuentro. Un partido que respondió a las expectativas y que deja a un Manchester United tocado cuando tiene la oportunidad de ser líder en la Premier. No obstante, el Manchester City ya ha encontrado su juego y disputará otra final de Copa de la Liga, la tercera consecutiva y la cuarta en cinco años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *