Resultados de fútbol EN DIRECTO

El Cádiz vuelve a tumbar a un gigante

El Cádiz vuelve a secar al Barcelona en el campeonato liguero, rascando un punto que vuelve a dejar muy mermado al conjunto blaugrana tras su derrota frente al PSG. El Cádiz se afianza en la zona media de la tabla y el Barcelona parece bajarse, ya de manera definitiva, de la lucha por el campeonato liguero.

Alineaciones

Primera parte

El Barcelona volvía a repetir el mismo once que jugó frente al PSG y el Cádiz salía con unce en el que faltaban algunos de sus jugadores más importantes, como Alex, Jonsson y José Mari, recién recuperados de las lesiones y esperando su oportunidad en el banquillo.

La primera parte se produjo de la manera esperada, con un Barcelona dominador de la posesión y con un Cádiz muy replegado, dejando poco espacio entre sus líneas y esperando su oportunidad para salir con jugadores rápidos como Salvi y Jairo.

En este tipo de partidos es cuando el Barcelona más echa en falta un 9. Es muy difícil plantear un plan contra equipos tan sólidos como el Cádiz porque tienes muy poco espacio para jugar y la mejor manera de atacar los bloques bajos es cargar el área con centros laterales y atacarlos con jugadores expertos en atacar esos centros. Es por esto que hemos visto mucho a de Jong situado en el punto de penalti cuando el balón abría a banda porque es un buen rematador. A falta de centros, el plan del Barca era crear jugadas de 1vs1 en banda para crear desajustes defensivos y poder convertir en gol.

En el minuto 30, los de Koeman tendrían su premio con un penalti sobre Pedri, fruto de una falta de entendimiento entre Salvi e Iza Carcelén. Messi sería el encargado de convertir el penalti en gol. Los cadistas estarían a punto de empatar en la primera jugada posterior al gol, pero Rubén Sobrino desperdició un balón en el que solo tenía que empujarlo.

Segunda parte

En cuanto a juego del partido, en la segunda mitad no variaría mucho. El Barca merodeando el área rival, pivotando el juego sobre Busquets, que era el encargado de cambiar constantemente la dirección del juego, pero no con la velocidad suficiente como para sorprender a la defensa cadista. El Cádiz seguía a su juego de salir a la contra, pero no conseguía dar la precisión que requería.

El juego de los de Cervera era el mismo, pero la intención era diferente e iban por debajo en el marcador. El Cádiz sacaría la artillería en la segunda dándole entrada de una sentada a Alex Fernández, al Choco Lozano y José Mari y, posteriormente, a Jonsson.

En los últimos compases del partido saltaría la sorpresa. Una imprudencia clamorosa de Lenglet propiciaría un penalti, que Alex Fernández se encargaría de convertir en gol. Un gol que permite a los de Cervera rascar un en el Camp Nou, dejando claro que este Cádiz ha llegado a primera para quedarse y un gol , que desvanece la ligera oportunidad que tenía el Barcelona para luchar por el campeonato liguero, tras la derrota del Atlético de Madrid.

Tributo al Cádiz C.F

El juego del Cádiz no es una filosofía, es una religión. Una religión en la que sus creyentes se abonan al sufrimiento sabiendo que, en un futuro, donde antes hubo tormenta, saldrá el arcoíris. Un juego que obliga a gigantes técnicos-tácticos a bajarse al barro y enfrentar a un equipo, que ya es el rey en ese terreno. Un equipo repleto de personajes, que ya forman parte del entorno que rodea a nuestra liga española, como un veterano, que creíamos que ya había caído en el olvido, llamado Negredo. Un hombre que no aparenta 27 años y que dice «pumba» cuando va a despejar un centro, llamado Fali. El primer danés que viene a España a dejarse la piel jugando al fútbol y no a Magaluf, llamado Jonsson. O como un portero con el nombre mas molón del mundo: Jeremías Conan Ledesma. Un grupo comandado por el entrenador más «amable» y «educado» de la liga, empatado con Bordalás, llamado Álvaro Cervera y que, en la celebración del ascenso a primera, dijo unas palabras que solo entiende el cadismo y que nadie más puede entender: Esto es Cádiz, y aquí hay que mamar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *