Resultados de fútbol EN DIRECTO

El baile de fichajes en Can Barça

La semana para Laporta y su séquito de la junta directiva ha estado bastante intensa. El lunes llegaba a la ciudad condal el Kun Agüero. El martes el hijo pródigo, Eric García. El miércoles, desde Sevilla, el brasileño Emerson. Y todo apunta a que Wijnaldum también está al caer. El presidente culé no ha esperado para la renovación de la plantilla, empezando por las altas y aún pendiente de varias bajas.

Los problemas del FC Barcelona no están, ni mucho menos, solucionados con la llegada de estas caras nuevas y las que aún están por venir. Ni a nivel económico, puesto que en la cola de salida hay varios jugadores con sueldos elevados que están descuadrando las cuentas, ni a nivel deportivo sin tener todas las posiciones subsanadas. De hecho, el fichaje del Kun ha sido la incorporación más estelar y la más necesaria por la necesidad de tener un «nueve» de nivel. El negocio con el argentino ha salido redondo. Era una oportunidad de mercado que no se podía desaprovechar. Sin embargo, sigue sin llegar ese relevo generacional de Luis Suárez, puesto que el de Buenos Aires es solo dos años más joven que el uruguayo. Por contrapartida, y siendo el siguiente uno de los asuntos más importantes de la junta directiva culé, la renovación de Messi sigue en el alero, aunque parece estar más cerca tras este movimiento.

El rol de Agüero en este equipo aún está por ver. No es ese jugador de galopadas eternas por la banda del Calderón, sino que ahora es un delantero más posicional, un ratón de área. Si bien viene a solucionar los problemas de remate del club catalán habrá que ver cómo rinde tras una temporada canina en cuanto a minutos se refiere debido a lesiones, Covid y falta de ritmo. Al mejor nivel, teniendo en cuenta la competencia que tiene el Barça en la delantera, el argentino puede firmar una quincena de goles si su estado físico se lo permite. También estará por ver como encaja Ronald Koeman la afición del Kun a los streamings y los videojuegos.

Entre otras cuestiones pendientes, aún persiste la del sustituto de Busquets. Frenkie de Jong puede jugar perfectamente en esa posición, pero sería una pena desperdiciar el cien por cien de su rendimiento jugando de pivote. También la cantidad de jugadores ofensivos que hay en el Barça hoy por hoy es desmesurada. Dembélé, Griezmann, Agüero, Messi, Ansu Fati, Trincao y Coutinho forman un grupo de atacantes excesivo. Hasta siete jugadores para tres posiciones siempre y cuando Koeman siga manteniendo el mismo esquema que este final de temporada. En la rampa de salida puede haber fácilmente dos jugadores de los mencionados, bien mediante cesiones o traspasos.

Con todo el verano aún por delante Laporta sigue manos a la obra para renovar esta plantilla. Suenan muy complicados los Mbappé o Haaland para llegar a este equipo a no ser que haya una salida de bastante peso. Este equipo necesita un proyecto que no gire alrededor ni de Messi ni de ningún otro jugador. Llegará un día que Messi no esté y entonces el proyecto se desplomará completamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *