Resultados de fútbol EN DIRECTO

Un paraíso llamado fútbol

Al inicio de la presente Eurocopa, Maldini dijo en Twitter que un torneo de esta categoría era como entrar en Disneyland y saber que no vas a salir en un mes. Sin embargo, lo que nos está ofreciendo la Eurocopa 2020 entra fuera de la normativa cuota de disfrute de cualquier torneo continental. Este campeonato será recordado por muchos como uno de los mejores de la historia y razones no faltan.

El regreso de los aficionados a los estadios tras quince meses es uno de esos alicientes por los que merece la pena encender el televisor. Miles de personas se agolpan en las gradas de los estadios de todo el continente para animar a sus equipos. Aficiones que portan camisetas de todos los colores posibles llenan anfiteatros y fondos para cantar en su idioma y dar un impulso clave a su equipo.

Muchos dicen que el fútbol sin aficionados no es casi ni fútbol. Y quizá tengan razón. Porque es muy probable que los partidos vividos ayer, 28 de junio de 2021, no hubieran deparado el mismo resultado con las gradas abandonadas. La jornada que será recordada por todos los aficionados al deporte rey como una de las mejores en muchos años de balompié. Dos empates a tres, dos prórrogas y una tanda de penaltis. Casi nada. Como si el fútbol quisiera devolvernos todo lo que nos fue arrebatado con disfrute deportivo.

El espectáculo fue tremendo. España remontó una inicial pifia de Unai Simón hasta poner en el marcador el 1-3. Definitivo decían algunos hasta que Croacia se empeñó en empatar el partido en el descuento. A prórroga. Otra media hora de puro fútbol que hizo las delicias de millones de aficionados de todo el mundo. España terminó imponiéndose con dos goles casi seguidos. 3-5 y a otra cosa; como si fuera normal que unas semifinales de Eurocopa terminaran con resultado de partido de fútbol sala.

Lo de Francia y Suiza fue la guinda. Quizá la mejor que mis ojos han visto. Qué manera de jugar al fútbol. Los suizos pusieron el alma en el campo y los franceses, mucha clase. Y el partido con el mismo guion maquiavélico que el anterior. Comenzó adelantándose Suiza. Incluso falló un penalti para el 0-2. Pero cuando perdonas, normalmente lo acabas pagando. Doblete de Benzema y tiro de Pogba desde el aparcamiento. 3-1 y a dormir. Pero casi. Porque un fondo al estilo de muro empujó a la selección suiza. Y primero Seferovic y después Gavranovic empataron el partido a tres en el descuento. Locura en Rusia.

La prórroga con idas y venidas. Y los penaltis para la gloria de Sommer. El portero quiso parar el último lanzamiento a Mbappé. Vaya cosas tiene el fútbol. Los suizos de desahuciados a jugar los cuartos de final contra España. Y el resto maravillados por lo que un deporte es capaz de juntar. Lo que ha unido el fútbol, que no lo separe nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *