Resultados de fútbol EN DIRECTO

España juega en Wembley casi lleno, pero de ingleses

La selección española jugará mañana en el estadio londinense de Wembley, sede elegida para disputar las dos semifinales y la final de la Eurocopa 2020. La UEFA escogió al país británico como lugar para celebrar las últimas rondas del mayor evento futbolístico del año por delante de sedes tan válidas como Budapest y su Puskas Arena, estadio en el que se permite el aforo completo.

Hasta hace unos días nadie parecía poner en entredicho la decisión del máximo organismo competente del fútbol europeo. Sin embargo, con el pase de Italia y España a las semifinales, el Gobierno británico señaló que las restricciones actuales de entrada en el país seguirían vigentes para estos países mediterráneos. Los aficionados tendrían que pasar una cuarentena de diez días al entrar en el país. Algo totalmente inviable cuando el pase a siguiente ronda se decidió hace escasos días.

Frente a las peticiones de ambas federaciones de fútbol, el Gobierno británico ha terminado por no ceder. La semifinal que se juega mañana a las 21.00 y que enfrenta a España e Italia se jugará en Wembley, pero sin aficionados de ambos elencos. Es decir, y para contextualizar, sólo podrán asistir al partido residentes en Reino Unido.

Ante esta situación la Federación Española de Fútbol ha tratado de buscar soluciones para que España no juegue con un estadio completamente adverso. Se ha pedido que los españoles residentes en la zona acudan a animar a su selección, pero los precios de las entradas son bastante prohibitivos.

El problema que subyace es que la UEFA haya permitido que esto suceda. Y más cuando amenazó con cambiar de sede final cuando Wembley no aceptaba el aforo del 75 por ciento. El Gobierno cedió y la UEFA ya tendrá las entradas suficientes como para copar su clásico repertorio de invitaciones y asientos vacíos mientras que miles de aficionados dispuestos a pagar una entrada, el avión y un hotel se quedarán en casa viendo a su selección por la televisión.

Una vez más se hacen mal las cosas. Ni grupos burbuja, ni vacunados ni con prueba ni sin ella. El no es no del Gobierno de Boris Johnson pone las cosas en bandeja para que Inglaterra, selección que ha jugado en casa en todos sus compromisos menos uno, se proclame campeona de Europa en su estadio. Quizá sea porque se quiere rememorar aquel mundial de 1966, el único que se cuenta en las vitrinas de los «Three Lions«, jugado en Inglaterra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *