Resultados de fútbol EN DIRECTO

Los penaltis condenan de nuevo a una superior España

España cae eliminada en los penaltis frente a Italia tras no pasar del empate en un partido en el que «La Roja» fue superior los 120 minutos a un conjunto azzurri que pudo mantenerse vivo en el resultado jugando al contraataque.

La primera semifinal de esta Eurocopa 2020 nos dejó un partido apasionante entre dos históricas selecciones que jugaron cada uno un partido muy diferente, pero con mucha intensidad y verticalidad. España, por su parte, propuso la misma filosofía que hasta ahora venían ejecutando durante todo el torneo: dominante, combinativo y, sobre todo, como en los últimos encuentros, vertical. Pero de nuevo, la falta de acierto y contundencia terminó por condenar al buen equipo español.

Claves Pre-Partido

Arrancaba el palpitante duelo en Wembley y todas las miradas se concentraron en dos cosas que dieron la sorpresa, incluso antes de empezar. Una fue la distinta e innovadora disposición ofensiva del equipo español, saliendo sin un 9 puro y colocando los tres jóvenes talentos como son Oyarzabal, Olmo y Ferrán Torres en la punta de ataque. La segunda, que se extendió mucho más en el tiempo, fue el planteamiento táctico y posicional de Italia que, a diferencia de sus anteriores partidos, jugó a la contra, la cual es una táctica muy propensa a ser criticada por su falta de fútbol, lo que supuso un gran riesgo y un merecimiento del triunfo menor que su rival.

Primera Parte

El encuentro arrancó con España tomando el timón del partido con una honrada concentración en cada una de las disputas, triangulaciones y presiones de alta intensidad para no dejar salir de su campo a un equipo azzurri que, por su parte, también apretaba arriba con una alta presión para dificultar la salida de balón española.

Tras varios minutos dando una constante sensación de peligro en tres cuartos, llegó la primera clara de España. En el minuto 24, Olmo recibió en el área y en un segundo intento de disparo tras rebotar en la pierna de Chiellini, el balón se le quedó muerto al delantero del Leipzig en el área, el cual sin mucha potencia remató a puerta y finalmente acabó despejando Donnarumma. Fue la gran oportunidad de mayor peligro del primer tiempo sobre la portería italiana.

Italia, por su parte, también supo generar bastantes situaciones de gol saliendo desde atrás con velocidad y dando pases al espacio profundos y precisos con los que poder llegar al área rival a la mayor velocidad posible. Sin embargo, esto finalmente no lo supieron traducir en disparos a puerta, lo cual dejaba en muy mal lugar al ataque italiano pero en un decente primer tramo defensivo donde no metieron, pero tampoco encajaron.

Segunda Parte

Ya en este segundo tramo del partido, ambos equipos fueron más decididos en sus ataques, por lo que los primeros fogonazos llegaron tan solo cinco minutos después del arranque. Un disparo potente de Busquets rozó el larguero y un chut cruzado de Chiesa a puerta que daría el pistoletazo definitivo.

Y tras un monólogo total de España sobre el área rival, en el minuto 59 vino algo que tampoco sorprendió del todo a los aficionados. Y fue el gol de Federico Chiesa, a la contra. Tras una veloz transición del equipo de Mancini, el balón quedó en manos del joven talento de la Juve, el cual la empalmó desde la frontal y se sacó una comba perfecta al segundo palo donde Unai Simón ni si quiera pudo rozar con sus dedos.

Este tanto no hundiría ni mucho menos a la selección española, que de hecho se motivó aún más, y empezó a asediar en gran manera con disparos lejanos, juego exterior, interior y pases entre líneas, sobre todo del joven Pedri, que volvió a ser clave y fundamental para destruir constantemente la sólida estructura italiana.

Hasta que finalmente en el minuto 80 llegó el ansiado gol de Morata que mandaría a la prórroga el partido. Tras una excelente conducción del punta y pared con Dani Olmo, Morata se quedó solo frente al portero para que este definiera con mucha sangre fría y haciendo justicia en el resultado.

Prórroga

En el tiempo suplementario, las cosas no cambiaron mucho. En la primera parte España seguía produciendo ataques peligrosos, aunque como en mucho partidos, la falta de gol seguía siendo el grave problema y el gran causante de que España no pudiera pasar de la igualada. Además, Italia mejoró con los cambios en la segunda parte de la prórroga y no dejó jugar de manera tan fluida a una cansada España, la cual estaba jugando ya su tercera prórroga consecutiva en el torneo.

Penaltis

Esa falta de gol acabó por lastrar hasta en la tanda de penaltis a España. A pesar de que Italia empezara fallando con la parada de Unai Simón al disparo de Locatelli, el seguido fallo de Dani Olmo mandando el balón a las nubes puso a España en una situación incómoda. Finalmente, se acabó con el fallo de Morata y el posterior gol de Jorginho que acabó con las ilusiones de un equipo que propuso más y mejor futbol y se quedó a las puertas de jugar la gran final en Wembley de esta Eurocopa 2020. Luis Enrique y los suyos acabaron callando más bocas de las esperadas. Próximo reto, Final Four de la Nations League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *