Resultados de fútbol EN DIRECTO

El fichaje será Bale

Lo veníamos advirtiendo desde hace meses. El Real Madrid no incorporará ningún fichaje de calibre internacional más allá de David Alaba. Es por ello que ahora gran parte de la afición se pregunta en qué se gastará el beneficio en estos dos años de pandemia Florentino Pérez.

Con Ramos en el PSG, Varane en el horizonte del Manchester United y una delantera famélica de goles, ¿acaso tiene el Real Madrid posibilidades de optar a algo en la próxima temporada? Es evidente que sí, pero no partirá como favorito. El Atlético de Madrid ha sabido moverse en el mercado para reforzar los defectos de una plantilla de primer nivel. El Barça ha hecho lo mismo y encima sin gastarse un euro, porque no lo tienen, en pagar cláusulas. Pero el Real Madrid parece asistir impertérrito a la decrepitud de sus viejas glorias sin plantearse acaso un relevo en el banquillo.

La posibilidad de Mbappé se aleja cada vez más del feudo blanco, al menos de momento. Porque según afirma José Félix Díaz, el delantero francés ya habría comunicado al club parisino su intención de no renovar su contrato. Pero claro, un año le queda de vínculo laboral con su actual club. La temporada que no va a disputar con la camiseta del Madrid y otro año más esperando la llegada de un delantero redentor.

David Alaba es un buen refuerzo para el equipo de Ancelotti. Pero Vallejo apunta a ser cuarto central de un equipo que aspira a ganar todas las competiciones a las que se presenta y eso, no nos engañemos, resulta un problema. No por el nivel que ha demostrado en las últimas campañas, que también, sino por la filosofía que subyace en el hecho: conformarse con lo poco que venga gratis.

Jovic, Ceballos, Odegaard y Bale apuntan a ser los protagonistas de este diluido mercado blanco de fichajes. El fichaje será Bale, pero eso creo que ya no cuela en la desesperación del aficionado vikingo. No vale con recuperar lo que se mandó fuera; hay que invertir y crear una plantilla competitiva en todas las líneas del juego y eso, a día de hoy, parece complicado para el Real Madrid.

Aunque como todo el mundo sabe, el Madrid es el Madrid y un equipo capaz de ganar tres Champions seguidas es capaz de dar la sorpresa, no obstante este año se antoja especialmente difícil. Los tiempos de fichajes parecen haber quedado atrás en las oficinas del Santiago Bernabéu y más que el club laureado que es, el Real Madrid se asemeja ahora a un equipo con tal necesidad de recambios que acepta lo que venga sin poner un pero.

Habrá que esperar para ver si Bale y compañía vuelven para asombrar de nuevo al mundo del fútbol. Todo apunta a que no será así, pero, oigan, esto es fútbol y afortunadamente todo puede pasar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *