Resultados de fútbol EN DIRECTO

Fuga de talentos

El Manchester United se lleva a Raphael Varane por 50 millones y deja al Real Madrid con tres centrales. El fichaje no es una bomba, de hecho estaba más que cantado desde el final de la Eurocopa. Sin embargo, la paulatina fuga de talentos del fútbol español se ha revelado como un goteo incesante. Uno tras otro, futbolistas de gran nivel y calibre internacional optan por hacer las maletas y jugar en ligas tan competitivas como la Premier League inglesa o la Serie A italiana.

La pérdida progresiva de calidad por parte del fútbol español es una constante evidente. Con la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus se inició la decadencia del dominio de La Liga en Europa. A los clubes españoles les cuesta cada vez más retener a sus estrellas. Madrid, Barça y Atleti son los únicos que pueden competir en el mercado europeo y últimamente a duras penas.

Los repartos de los derechos televisivos en la Premier League y sus contratos de publicidad hacen que incluso los equipos de mitad de tabla sean una opción real para futbolistas de talla continental. La Serie A está viviendo una etapa dulce que explica el triunfo de la selección en la pasada Eurocopa. El fútbol parece estar reinventándose, pero no como a Florentino Pérez le gustaría.

PSG, Manchester City, Manchester United, Liverpool, Juventus, Milan o Bayern de Múnich tienen algunas de las plantillas más punteras del fútbol mundial. Sin embargo, cada vez cuesta más incluir a los equipos españoles en esta categoría por pura objetividad y no por historia. Es cierto que el Atlético de Madrid está formando una plantilla competente, pero Real Madrid y Barça parecen haber atravesado mejores tiempos.

La última perla española en partir ha sido Bryan Gil. Directo a la zona norte de Londres. El Tottenham será su nuevo equipo. Los Spurs metieron a Lamela en la operación y abonaron 25 millones de euros. Una cifra normalizada en Inglaterra, pero que en España cuesta desembolsar.

El fútbol español ha caído en la homogeneidad y cada vez es más difícil ver a equipos con un juego atractivo en primera división. La mayor parte de equipos de la zona media y baja de tabla juegan a lo mismo y no hay nadie que rompa una lanza a favor de un estilo de juego diferente, arriesgado. Ganar es la meta, aunque tenga que pasar por el soporífero tedio de ver noventa minutos de pelotazos.

Poco a poco, el fútbol español se irá remodelando de acuerdo a nuevas tendencias futbolísticas y necesidades económicas, pero hoy por hoy la fuga de talentos a otras ligas es una de las heridas por las que se desangra una liga que vivió una época de glorioso esplendor hace no demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *