Resultados de fútbol EN DIRECTO

Mbappé llegará al Real Madrid

El fin está listo. Mbappé va a convertirse en el nuevo galáctico del Real Madrid. Lo hace tras un tiroteo de declaraciones y de ofertas de unos y de otros. El Madrid ha jugado sus cartas. Florentino ha sido paciente. En París sabían que querían a Mbappé, pero la oferta realizada ayer por el Real Madrid desconfiguró todo el tinglado francés y puso a Al-Khelaïfi y a Leonardo muy nerviosos. Un nerviosismo que ha concluido con una batalla que el PSG tenía pérdida desde hace mucho tiempo.

La oferta del Madrid ha sido clara y concisa. 170 millones más 10 en variables. Un total de 180 millones de euros que sirven para que el club francés recupere en todos los sentidos el desembolso que hizo en el verano de 2017 por el joven jugador del Mónaco. 180 millones, no 200 como se especuló en algún momento. Un cifra que, por supuesto, el Real Madrid no iba a ofrecer. Pero estos 180 millones no son fruto de las arcas que posee el Santiago Bernabéu. El Real Madrid ha sido claro con todos sus futbolistas y no ha retenido a nadie que no ha querido quedarse. Acertado o no, ya está hecho.

Las salidas se han producido y los que han abandonado el club han traído el dinero suficiente como para sufragar el fichaje de Mbappé ahora y no gratis en enero. Lo que significa que el Real Madrid tenía una operación en mente y ha salido tal y como se esperaba. Puede que a un precio bastante caro, pero sabiendo jugar bien sus fichas. La plantilla no es ni mucho menos la mejor que podría tener el club y la que se espera que tenga en 2022 con alguna que otra llegada. Pero es suficiente como para afrontar de manera profesional las tres competiciones.

El Real Madrid le ofrece un salario de 30 millones por temporada y un contrato hasta 2026. Una ficha muy similar a la que ofrecía el club francés y a la que Mbappé rechazó hasta cinco veces solo con tal de vestirse de blanco en el Santiago Bernabéu. Ha sabido gestionar su estancia en la cárcel petrolífera en la que se encontraba y ha conseguido que su silencio se convirtiera en un grito de auxilio. Tanto es así que dirigentes de la UEFA o incluso los propios medios de comunicación franceses pedían al club que dejaran a Mbappé marcharse. Un asunto de estado en toda regla.

El PSG no ha tenido más remedio que aceptar una oferta que les ha llegado de sopetón. Leonardo dejó entrever su nerviosismo en la tarde de ayer dejando algún que otro titular. “Si Mbappé quiere irse, se irá, pero con nuestras condiciones. La actitud del Real Madrid ha sido irrespetuosa, incorrecta, ilegal e inaceptable”. Unos ataques al club blanco que sorprendieron en las oficinas de Chamartín. En el Bernabéu la cordialidad siempre fue la llave maestra con la que jugar con el club francés y el respeto y la amistad entre ambos clubs estuvo siempre vigente.

Unas declaraciones que han sido reafirmadas por Al-Khelaïfi: “La postura del club es clara, no cambiaremos”. Pues bien, ambos dirigentes han dejado sus declaraciones en papel mojado después de que la llegada de Mbappé al Real Madrid pueda producirse más pronto que tarde. El jugador galo podría llegar mañana a Madrid y anunciarse el fichaje en la tarde del viernes.

Lo que significa que Mbappé ya no estaría disponible para el partido que se disputa este mismo domingo frente al Reims en el que va a ser el debut de Leo Messi. Un partido en el que se esperaba que el PSG mostrara todo su arsenal deportivo va a tener un sabor agridulce y un malestar rondando por el cielo francés a pesar de la gran plantilla que han formado en este mercado veraniego.

En cuanto a lo que respecta a la salida de Mbappé, el club ya baraja algunas opciones de recambio. Y la que mejor se presenta es la de Robert Lewandowski. El delantero polaco comunicó la semana pasada al Bayern que su intención era abandonar el club. Y el equipo bávaro lo ha tasado en unos 115 millones de euros. Una cifra más que asequible para un PSG que va a recibir 180 millones.

El mercado está a punto de finalizar y con él el culebrón del verano. Mbappé va a ser el próximo galáctico de la era Florentino. Un Florentino que ya lo avisó en su día. “Tranquilos”, fue la palabra que utilizó. Y con esa tranquilidad, Kylian Mbappé cumplirá su sueño: triunfar con la camiseta del Real Madrid.