Resultados de fútbol EN DIRECTO

El sueño de Simeone

Qué poco cobras, Diego Pablo. Hace casi diez años que llegó al club en el que fue un ídolo a finales de los 90′ y se encontró como entrenador a los Perea, Antonio López, Assunçao, Fran Mérida y Adrián. A día de hoy, los ha cambiado por los Oblak, Llorente, Joao Félix, Griezmann y Suárez, entre otros. Todos y cada uno de ellos son, al menos, top 5 mundiales en su posición.

No me voy a extender demasiado en el crecimiento que provocó Simeone en el club. Prefiero centrarme en el presente que, sin duda, se le promete brillante. O al menos eso es lo que se espera de la mejor plantilla de la historia del club. La llegada de Griezmann sobre la bocina del cierre del mercado de fichajes fue el broche de oro a una plantilla ya competitiva desde la temporada pasada. En este artículo no pienso fijarme en el significado connotativo de este movimiento, para ello ya está el último artículo que les recomiendo.

Plantilla del Atlético de Madrid 2021/2022. Vía Marca.com

El técnico argentino nos sorprendió la pasada temporada cuando decidió emplear el sistema de tres centrales para dar cabida a Mario Hermoso y su gran salida de balón. Desde siempre, Simeone apostó por jugar con los laterales muy largos, al principio en el 4-4-2 con Juanfran y Filipe Luis y ahora con Carrasco y Trippier en el 3-5-2. En el medio del campo ha fijado a Koke como pivote, algo que ya intentó con el 4-4-2 acompañado de Thomas Partey, Rodri, Gabi o incluso Saúl. El vallecano se ha convertido en la manija del equipo, dejando atrás sus tiempos de volante y llegador al área aportando el último pase. Para que Koke funcione de «5» lo ha protegido con el «Capitán América» Marcos Llorente. Pero, sin duda, el más beneficiado de todo esto es «Black Panther» Thomas Lemar. El francés por fin ha encontrado su hueco en el equipo, alejado de la banda y ocupando el carril central con la amenaza siempre de romper líneas. Por último, el año pasado logró traer a su delantero uruguayo que tantos años llevaba buscando. No, no fue Cavani finalmente, pero tampoco le ha disgustado la llegada de Luis Suárez.

Partiendo de esta base, las variantes que tiene el Cholo para sus alineaciones son múltiples; y a cada cual mejor. La gran incógnita para los aficionados es quién será el acompañante del charrúa. Por un lado, está Ángel Correa, que ha comenzado la temporada con unos números magníficos: 3 goles y 1 asistencia en tres partidos. Su estado de forma es inmejorable y se ha ganado a pulso su sitio en el once jornada tras jornada. El siguiente candidato es Joao Félix. De él se espera que esta sea su temporada de consagración y haga continuos los destellos de calidad que ya ha regalado a la grada del Metropolitano, pues sus 120 millones de euros han de amortizarse como sea. Griezmann, pese a ser el último en llegar, puede ser quién se lleve el gato al agua. Cuenta con el favor de conocer a varios compañeros con los que se entiende a las mil maravillas -véase Koke o Lemar- y ser el favorito del entrenador. Por último, Matheus Cunha es la Cenicienta de los delanteros rojiblancos y debe aprovechar al máximo los minutos que tenga para convencer a Simeone.

Juntarlos a todos es una quimera, pero no algo imposible de ver con el Cholo a los mandos. Según el escenario que se presente en el partido Simeone puede mover el árbol tantas veces como quiera y darle la forma que él desee. No sería descabellado ver el tridente Griezmann-Suárez-Joao cuando el partido se ponga cuesta arriba. O incluso bajar a Antoine a la posición de Lemar en favor de que Correa acompañe en ataque al uruguayo y al portugués. Si una cosa mamó «el Principito» del Cholo es el sacrificio en defensa, algo que le costó pillar más a su compatriota Lemar.

Simeone, sea el sistema y los jugadores que uses, este año tienes todos los ingredientes para poder hacer algo grande. Se acabaron los años del «equipo del pueblo», ahora has conseguido labrarte el equipo que soñabas gracias a tu trabajo durante una década. Con los pies en la tierra y sin olvidar de dónde venimos, el equipo es candidato a lucharlo todo. Si hace unos meses, coincidiendo con la eliminación de Champions contra el Chelsea, dije que el equipo a nivel nacional podía competir de tú a tú al Barça y al Real Madrid, pero que en Europa nos quedábamos cortos con Luis Suárez, esta temporada creo que existe la posibilidad de hacer un buen año en la máxima competición continental. El bloque y su columna vertical no ha emigrado en verano, y los refuerzos han sido de primer nivel. Por el momento, solo queda sufrir y disfrutar a partes iguales de un año ilusionante para los colchoneros.