Resultados de fútbol EN DIRECTO

Vinicius y Benzema brillan de nuevo en el Bernabéu

Noche para el recuerdo en el estreno del Santiago Bernabéu esta temporada. El Real Madrid ha ganado 5-2 al Celta en un partido en el que los ataques brillaron mucho más que las defensas. Un resultado favorable para los blancos que hace quedar en un segundo plano las carencias defensivas del equipo.

La noche del domingo se cernió sobre la capital con un aura de obligación para el equipo dirigido por Ancelotti. El Real Madrid debía ganar para empatar a puntos con el Atlético de Madrid que había conseguido la victoria horas antes frente al Espanyol. Un Madrid con bajas importantes y con la novedad en el once de Miguel Gutiérrez que no jugó su mejor encuentro.

Sin embargo, el partido se le puso difícil a los blancos nada más empezar. En el minuto 4 de partido Santi Mina finalizó una jugada fruto de la falta de contundencia de la defensa local y puso el 0-1 en medio de un gran desconcierto. Pese al varapalo inicial, el Real Madrid se sobrepuso a la desventaja y comenzó a controlar el partido generando buen fútbol y ocasiones claras de gol.

Benzema se encargó de empatar el partido. Un disparo potentísimo que besó el travesaño acabó por cruzar la línea de gol. El fútbol correspondió al Madrid con un empate justo que no duraría demasiado. En el minuto 32 fue Franco Cervi quien desempató el encuentro con un rechace de su propio tiro inicial. Empate a dos al descanso con toda una segunda parte por delante.

Los equipos salieron a la segunda mitad con más ganas de atacar que de defender. Pero el Celta no pudo aguantar mucho tiempo las embestidas constantes de un Madrid desbocado. Benzema se encargó de rematar magistralmente un centro para anotar el segundo en su cuenta particular y el tercero en la de su equipo. A partir de entonces, el torrente ofensivo de los blancos desmontó cualquier intentona de los gallegos por tratar de igualar las tornas.

Vinicius, que había jugado una buena primera parte, se convirtió en el eje conductor de los vertiginosos ataques blancos. En una de esas carreras consiguió batir a Dituro con una definición propia de un delantero puro. No le tembló el pie al extremo brasileño que se fue a celebrar el tanto con los aficionados a la grada. Esta acción le costó una cartulina amarilla, pero dejó instantáneas para el recuerdo.

Con el partido prácticamente sentenciado, las idas y venidas de ambos equipos eran constantes. En esas condiciones debutó Camavinga, que sustituyó a un Hazard algo eclipsado por el resto de la delantera. El joven jugador francés sólo necesitó seis minutos para anotar su primer gol con la camiseta del Real Madrid. Modric se inventó una jugada que acabó por internar en el área. Tras un rechace, Camavinga consiguió empujar el balón al fondo de la red. El estado de felicidad quedaba instaurado en el Santiago Bernabéu.

Ya con el partido moribundo, Vinicius puso las piernas y fe en una jugada aislada en la que se enfrentó a la defensa visitante. Un quiebro certero del brasileño produjo un penalti claro señalado por el colegiado. Benzema transformó el definitivo 5-2.

El Real Madrid se mantiene colíder y ahora piensa en clave Champions. Ancelotti debería corregir los grotescos errores defensivos para tener una mayor fiabilidad de cara al duro tramo de temporada que les viene encima. El Celta por su parte no saca demasiado en positivo del Bernabéu y deberá seguir remando para salir de los puestos de descenso.