Resultados de fútbol EN DIRECTO

Un inmenso Araújo salva al Barça más ineficaz

Empate a 1 en el Camp Nou en la jornada 5 de Liga entre Barça y Granada, donde el equipo andaluz pudo sacar un empate gracias a su gol tempranero con el que pudo defenderse y aguantar con todo de los numerosos ataques blaugranas.

Alineaciones de FC Barcelona y Granada FC

El Barcelona se tuvo que conformar con un triste empate, gracias a un Araújo persistente y poderoso en ataque, que fue el más importante y rematador del equipo a pesar de su posición de central, explicando así la falta de contundencia por parte del ataque blaugrana que fue incapaz de marcar más de un gol sobre la portería de Luis Maximiano, el cual hizo gran parte del punto obtenido por los granadinos en el Camp Nou.

Y es que el partido, para un equipo blaugrana que venía tocado y con varias bajas del encuentro ante el Bayern, empezaba de la peor forma posible. El causante… Domingos Duarte, que con un cabezazo a centro de Escudero ponía el 0-1 en el minuto 2, dando así la campanada el central desde el principio, provocando una cierta comodidad para los granadinos que poco a poco fueron posicionándose atrás para aguantar el resultado.

Este hecho hizo que evidentemente los de Koeman intentaran tomarán las riendas del encuentro. Sin embargo, no fue tan fácil, por lo menos en los primeros 15 minutos, ya que el Granada poco después de su gol se acercaría con mucho peligro sobre la portería de Ter Stegen, más en concreto, Jorge Molina con un rematazo en el área rozando el larguero y dejando el corazón de los culés en un viendo como su equipo pudo haberse quedado dos goles por debajo en menos de 10 minutos.

Hasta que en el minuto 18 llegaría la primera y más clara del Barça en la primera parte, con un disparo poco ortodoxo de Sergi Roberto tras varios rebotes en el área que dió en el larguero.

Tras esta ocasión, el Barça dominó completamente el primer tiempo, con un ritmo bastante lento y poco efectivo con el que casi no creó grandes ocasiones. Sin embargo, finalizando el primer periodo, Araujo daría un gran aviso al Granada con un tremendo cabezazo, al cual Luis Maximiano tuvo que estirarse al máximo para sacar el remate del central uruguayo.

El Granada de Robert Moreno por su parte, le tocó tanto al final como al principio le toco estructurarse en zona defensiva basculando hacia el balón y cerrar las lineas para intentar aguantar y de vez en cuando salir al contraataque, hecho que muy pocas veces acabó con profundidad.

Segunda parte

Ya en la segunda parte, el Barcelona introdujo a Luuk de Jong en busca de un cabeceador que pudiera rematar los numerosos centros que empezarían a sobrevolar el área andaluza en los próximos minutos. Y es que frente a un equipo completamente replegado, a los locales no les quedó otra que empezar a colgar balones a gente como Araújo, De Jong o incluso Busquets.

Pero los minutos avanzaban y el Barça no conseguía su propósito de ni siquiera empatar el partido, y ya en una medida desesperada, sorprendente Ronald Koeman no le quedó otra que meter a Pique como «9» para añadir pimienta a esos centros cada vez más precisos y peligrosos.

Y por fin, tras un fallo estrepitoso de cabeza de Luuk en el área pequeña, y un larguero más de Mingueza en un centro-chut, Araújo llegaría como salvador en el minuto 89 para empatar el encuentro con testarazo en el área a bocajarro tras varios minutos siendo el gran artífice de las mejores ocasiones del equipo con sus impresionantes saltos a los cuales, la defensa granadina les estaba siendo imposible de parar.

No obstante, cabe recalcar la mala y floja actuación del colegiado Jaime Latre, el cual no supo mantener el orden en el partido y cedió demasiado en las numerosas y largas pérdidas de tiempo del equipo visitante con las que sacaron gran rédito al resultado.

La Conclusión

Finalmente el central uruguayo, se convirtió en el MVP del partido gracias a sus grandes actuaciones tanto en ataque como en defensa, lo cual hace ilusionarse al aficionado culé de saber que al menos un central de futuro con garantías, SÍ que tiene.

Por otro lado, las numerosas bajas y la marcha de Messi no le están permitiendo al entrenador neerlandés construir un equipo firme y sólido con el que ganar este tipo de partidos tan atascados, por lo que todavía, habrá que esperar unas cuantas semanas para volver a ver un Barça competitivo entre los grandes.