Resultados de fútbol EN DIRECTO

Italia arranca con solidez y sin sorpresas

Victoria sólida de los italianos por 0-3 sobre una floja y decepcionante Turquía que sorprendentemente salió a defender y no supo atacar.

El primer partido de esta Eurocopa 2020 entre Italia y Turquía acabó siendo un monólogo para el conjunto azzurri que dominó el partido desde el principio hasta el final sin dar prácticamente opción a una Turquía excesivamente defensiva que ni siquiera supo rematar a puerta en los 90 minutos.

El enfrentamiento arrancó de una forma distinta a lo que finalmente acabó siendo. Hasta el minuto 20, Italia no logró rematar con peligro sobre la portería rival gracias a la buena y firme defensa de Turquía en su propio campo y a que estos sí intentaron disputar algo más la posesión en ese pequeño tramo de partido.

Poco a poco, el equipo de Roberto Mancini fue volcando el juego sobre el área otomana empezando a encontrar otras vías de escape para profundizar, y tanto Insigne como Berardi empezaron a combinar y a llegar con más sentido por los pasillos interiores, además de un inmenso Spinazzola que por su banda izquierda, supo llegar y aportar mucha verticalidad a una Italia que de vez en cuando se estancaba en tres cuartos.

No obstante, el gol no llegaría hasta el minuto 52 y de la forma menos esperada posible. Demiral, el central titular de Turquía, al intentar cortar un pase de la muerte en el área pequeña, se metería gol en propia puerta con el pecho, frustrando así el gran trabajo que habían hecho en defensa hasta ese momento.

Ya con Turquía perdiendo, y siendo consciente de estar en la obligación de ir arriba y estirarse al máximo, Italia supo aprovechar los espacios que atrás concedía el rival y empezó a sentenciar el encuentro con constantes llegadas y remates.

Posteriormente, en uno de esos remates, en el minuto 65, Ciro Immobile encontraría el segundo tanto de rebote tras un disparo potente de Spinazzola, al que Çakir tuvo que hacer una espectacular parada para evitar el tanto directo del carrilero aunque sin poder impedir el remate del delantero.

Con el 0-2 a favor y con Turquía sin ideas ni profundidad en ataque y sin precisión en las salidas de balón, el conjunto italiano gracias a la presión que nunca dejo de ejecutar en todo el partido, recuperaría el balón en campo rival para que posteriormente Insigne marcase un golazo. Con mucha calidad la mandó a la esquina del segundo palo, sentenciando el partido y hundiendo por completo al conjunto turco.

La buena actitud tanto individual como colectiva de Italia, terminó por ser el factor clave para llevarse el partido con tanta soltura y firmeza en el marcador. Tres puntos y un diez de nota para los azzurris.

Cero puntos y suspenso para los de Senol Gunes que dieron una falsa imagen de equipo pequeño, y que tendrán que replantarse muchas cosas para volver a ser ese equipo duro y valiente que sí fue hace unos meses en las clasificatorias para el mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.