Resultados de fútbol EN DIRECTO

Milán se tiñe de blanco

El Real Madrid cosechó una victoria clave para la clasificación a octavos de final de la Champions League. El conjunto de Zidane se impuso por 0-2 a un Inter que no demostró su mejor cara. Lucas Vázquez y Nacho fueron las revelaciones de la noche.

La tensión se podía palpar en el ambiente. Aunque con un San Siro ensordecido por la falta de público, el partido comenzó con un alto voltaje. Ambos equipos necesitaban ganar si no querían meterse en más problemas por clasificarse a octavos de final. Los favoritos del grupo, los dos equipos más potentes de la liguilla se enfrentaron para determinar, casi de manera final, quién lucharía por la clasificación a octavos.

El Real Madrid llegó a Milán con bajas importantes: Benzema, Militao, Jovic, Ramos y Valverde no pudieron acompañar al equipo y se quedaron en la capital de España. Mariano fue el único delantero puro con el que Zidane contaba en sus filas. Así pues, el técnico francés alineó un once con presencia de lucas Vázquez, Nacho o el propio Mariano. Un Madrid poco reconocible por sus nombres, pero que brilló en la noche como si corrieran otros tiempos.

El partido comenzó muy de cara para el Real Madrid. Barella cometía un absurdo penalti sobre Nacho que el colegiado no ignoró. Hazard lanzó el penalti y convirtió su primer gol en Champions con el Real Madrid. El belga no lograba anotar un gol en la máxima categoría continental desde que lo hiciera el 22 de noviembre de 2017 contra el Qarabag. Corría el minuto 7 de la primera mitad y el Madrid ya ganaba en Milán.

Pocos minutos después fue Lucas Vázquez el que avisó a Handanovic; un tiro potente se estrelló en el poste de la portería interista, pero no conseguía batir la meta rival. Hacia el minuto 33 se desencadenaría la sucesión de incoherencias de Arturo Vidal que finalmente le costaron la expulsión. El futbolista chileno se internó en el área para posteriormente caer fruto de un tropiezo propio. No contento con la decisión arbitral, Vidal fue a recriminar al colegiado su juicio. El árbitro le mostro cartulina amarilla por su comportamiento. Pero el chileno desconectó los cables y apartó a dos compañeros para gritar a Anthony Taylor en la cara. El árbitro inglés no consintió las enérgicas protestas y mandó a Vidal a los vestuarios. De esta manera, el chileno dejaba a sus compañeros con la responsabilidad de remontar un partido con un hombre menos en el campo.

Tras el descanso, Conte movió el banquillo para sacar a Perisic y D’Ambrosio y mandar más jugadores a un centro del campo desaparecido en la primer mitad. Lautaro fue sustituido y los locales se quedaron con Lukaku como única amenaza directa de la meta de Courtois.

Zidane sacó al campo a Rodrygo y Casemiro a la vez, sentando a Odegaard, que cosechó un buen encuentro y a Mariano que anduvo bastante desaparecido. El extremo brasileño tocó su primer balón en el minuto 59, pocos segundos después de entrar, e hizo el segundo gol del partido. Una volea se envenenó con el toque en un defensa local y la pelota acabó lamiendo la red. El 0-2 definitivo subió al marcador.

Perisic provocó la única ocasión de los de Conte que Courtois atajó con solvencia. No hubo tiempo para más y el Madrid salió victorioso en lo moral y deportivo de Milán. El equipo de Zidane tiene pie y medio en octavos de final aunque todavía queda por asegurar la clasificación y pelear por el primer puesto. El Inter se mantiene último de grupo, con 2 puntos y casi sin opciones de clasificarse a siguiente ronda. Todo parece apuntar a que el equipo de Conte tendrá que volver a conformarse con pelear por la Europa League.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.