Resultados de fútbol EN DIRECTO

Polémica en Barcelona

Decir que la Liga está preparada para el Barcelona sería absurdo. El equipo de Koeman marcha muy atrás en la tabla y todavía debe demostrar que es candidato a algo en el presente curso. Sin embargo, ayer se dio un episodio de posible negligencia arbitral propio de otros tiempos en los que no había VAR.

El Barça doblegó a un Valencia peleón (3-1) gracias, en parte, a un penalti provocado por Ansu Fati que terminaría convirtiendo Memphis Depay. El jugador español protagonizó la jugada polémica de la jornada. Y es que resulta difícil ver penalti donde no se ve ni un claro contacto. Gil Manzano, colegiado del encuentro, señaló penalti nada más ver la jugada. A pesar de ser revisado por el VAR, como todas las jugadas polémicas que terminan en gol, penalti o expulsión, Gil Manzano no acudió al monitor para revisar la jugada. La decisión se hizo irrevocable.

Todo ello después de que un escándalo arbitral sacudiera la UEFA en la final de la Nations League. El máximo responsable europeo del fútbol decidió reunirse para cambiar la absurda norma de fuera de juego con la que Mbappé quedó habilitado para anotar el gol de la victoria de Francia. Sin embargo, el nivel de arbitraje en la Liga parece estar por debajo de los estándares exigidos en competiciones continentales de máximo nivel.

Gil Manzano hizo gala de una testarudez digna de estudio para no evidenciar una posible falla en su arbitraje. El colegiado seguro no lo hizo a propósito, pero no dio esa impresión. Gracias a la conversión desde los once metros, el Barça respira algo más aliviado aunque sigue sin entrar en puestos europeos. Ahora marcha séptimo, detrás de equipos como el Rayo Vallecano y Osasuna, aunque con un partido más. Lejos quedan, por ahora, los primeros puestos de la tabla.