Resultados de fútbol EN DIRECTO

¿Qué pasa con Mbappé?

El tremendo alboroto que hay alrededor de la nube Mbappé está dejando muchos nombres rondando por esta selva de fichajes. Cristiano, Messi, Icardi. Todos ellos han cambiado o esperan cambiar más pronto que tarde (o eso se espera) sus respectivos hogares. Pero todo gira en torno a un mismo jugador: Kylian Mbappé. El jugador lo tiene claro. El Real Madrid es su primera opción. Ni siquiera ha hecho falta dar ninguna declaración para saber el deseo del propio Kylian.

El PSG quiere quedarse con la estrella francesa y formar un tridente de ensueño. Pero como ya apuntó ayer RMC, el club parisino se plantea la venta del jugador este mismo verano. Falta una semana para que el mercado de fichajes cierre sus puertas. Una semana que podría resumirse en un solo día si el jeque decide bajarse del trono y vender a Mbappé. La cárcel de oro parece estar a punto de abrirse y en el Real Madrid lo saben. La cautela siempre ha sido la baza más importante en las oficinas de Chamartín. Además, las operaciones entre PSG y Real Madrid siempre han sido fructíferas y la amistad entre ambos clubs ha quedado evidenciada en más de una ocasión.

Para Florentino Pérez ninguna de las dos opciones que se barajan es mala. Obviamente, y la preferida por los aficionados madridistas, es la de traer a Mbappé este verano. Pagar los 150 millones y vestirse de blanco para cumplir así el sueño de la afición y del jugador. Pero la segunda opción es más que viable. Esperar un año y traerlo gratis junto a un puñado de jugadores más como Pogba, Goretzka o Haaland. Pase lo que pase, el Real Madrid tiene las de ganar. Sabe que la llegada de Mbappé es cuestión de tiempo. Y en eso Florentino, es el mejor.

El PSG se queda sin tiempo y sin recursos. El jugador ha rechazado cinco ofertas de renovación que le catapultaban a un paraíso petrolífero del que difícilmente podría salir. Aunque el club francés sabe que tiene un as en la manga. Y ese as se llama Cristiano Ronaldo. El portugués no está viviendo su mejor momento en la Juventus y la suplencia del pasado fin de semana, solicitada por él mismo, ha dejado un sinfín de preguntas sin resolver. El portugués parece dispuesto a ayudar al Real Madrid y compartir vestuario con su némesis hasta el momento: Messi.

Movimientos a parte, la cruda realidad es solo una. Mbappé es jugador del PSG y así será mientras los dueños árabes no den su brazo a torcer. Mientras tanto, Mbappé sigue a lo suyo. Jugar y ganar sigue siendo la vía más rápida y la más fácil. Aunque hay cierto miedo en el Santiago Bernabéu por la posibilidad de que Kylian pase un largo año en la grada. Las opciones de que eso ocurra son mínimas, pero existen. Al club no le tiembla el pulso. Ya lo hizo con Rabiot y a punto estuvo de hacerlo con Verrati cuando ambos quisieron forzar su salida.

El culebrón tiene fecha de caducidad. El 31 de agosto todo se decidirá. En el Real Madrid son optimistas y el consecuente parón de selecciones puede ser crucial para presentar la última oferta al PSG y que, de una vez por todas, se decida a vender. El gran protagonista sigue en silencio. Un silencio retórico y que parece pedir a gritos que le dejen salir. Eso sí, una palabra y el circo parisino cerrará sus puertas hasta nueva orden. Mientras tanto, señoras y señores, disfruten del espectáculo.