Resultados de fútbol EN DIRECTO

Quién lo iba a decir

Recuerdo que a comienzos de esta temporada mi compañero y director, David Jiménez, me propuso que intentáramos adivinar cómo acabaría la Premier League en términos de clasificación. A esto decidimos sumarle quién se llevaría los principales trofeos individuales. Somos dos grandes apasionados del fútbol inglés, dos tipos peculiares que solemos comentar entre nosotros algún que otro partido y las jugadas que suceden en él. Lo más destacable es que solemos coincidir en muchas de las ocasiones. Y qué curioso que en esta especie de porra por adivinar toda una temporada, hemos fallado en lo mismo.

Fallos en los que muchos periodistas deportivos no habrían salido contentos. Pero qué duda cabe que, en términos futbolísticos, nos alegramos de haber cometido estos errores. Pocos esperábamos que el Tottenham de Mourinho podría acercarse a los puestos de Champions. Y mucho menos que a día de hoy, si miramos la clasificación, los veamos en esa primera posición.

Pero qué puedo decir. Mourinho nos ha sorprendido. Una vez más lo ha vuelto a hacer. Y de qué forma. Parece que el Tottenham es una copia del fútbol que le gusta al portugués. Harry Kane es todo un 10 que golea, pero también a capaz de marchar primero en la tabla de asistentes con nueve regalos a sus compañeros. Los fichajes hablan por si solos. Reguilón parece haber cogido el gusto a la Premier League. Doherty trabaja duro. Y qué decir de Højberg. Un tipo duro que parece llevar toda una vida con los Spurs y toda una vida con Mourinho. Aún falta ver cómo se las gasta Bale. Pero en términos generales, Mourinho ha vuelto a donde se merece.

Una primera posición que había reservado al Manchester City de Guardiola en mi caso. Un Manchester City que se permite el lujo de andar undécimo siendo el equipo del “big six” que peor ha comenzado la temporada junto al Arsenal. Agüero está, pero no está. De Bruyne no termina de arrancar. Y otro año más la defensa empieza a hacer aguas. Personalmente creí que esta temporada volverían al primer puesto. Guardiola acabó herido tras esa enorme ventaja sobre el Liverpool la pasada campaña y su estilo me decía que se la tenían guardada a los de Klopp.

Pero por suerte o por desgracia, hay más detalles que comentar. Quién nos iba a decir que el Aston Villa, que tuvo que esperar hasta el último suspiro para quedarse en la Premier League, marche séptimo habiendo ganado a dos big six como son Liverpool y Arsenal. A un Liverpool que tuvo la capacidad de meterle siete goles, a todo un campeón de Europa. Eso ya nos hizo pensar que esta temporada iba a estar marcada de emoción.

Siguiendo con los recién ascendidos, el Leeds no se queda corto. Había muchas expectativas en ellos. Pero lo que no sabíamos era que esa forma de pelear y disputar los encuentros no tiene nada que envidiar a la de los grandes equipos europeos. El ‘loco’ Bielsa sabe lo que se gasta y transmite una gran seguridad a sus muchachos.

Y qué podemos decir del Everton. Qué callado se lo tenia Carletto. Tenía en mente un equipo muy competitivo y vaya que si lo ha conseguido. James, Calvert-Lewin y Richarlison. El plantel que muestran los Toffees es muy suculento y poco sería de extrañar que no peleen por la Champions League. O quién sabe, puede que estemos ante una nueva hazaña de campeones. Lo cierto es que Ancelotti ha sabido buscar la parte positiva de estos chicos. Ha hecho de Calvert-Lewin todo un goleador que recuerda al mismísimo Wayne Rooney con esa planta de delantero. Ha recuperado la mejor versión de James. Y ha dado los mandos del centro del campo a todo un portento como es Doucouré. O incluso al propio Allan.

Podría detenerme en decir que tenía muchas esperanzas en el Manchester United. Que Bruno Fernandes había sabido dirigir a un equipo. Que este año sí había defensa. O que incluso Pogba sería el líder de esta plantilla. Pero no me voy a detener en decir esto o lo otro. Lo único que puedo decir es: Manchester United, se veía venir. Aunque espero mucho de Cavani y compañía.

No puedo acabar este artículo sin hablar de dos equipos que nos hicieron disfrutar mucho la pasada campaña. Sheffield United y Leicester City. Un Sheffield al que yo no conocía mucho de antemano hasta que mi fiel compañero David me habló de Chris Wilder. “Un tipo peculiar”, fueron sus palabras. Quién nos iba a decir que el Sheffield de los centrales laterales, que disputó durante gran parte de la temporada el cuarto puesto al Manchester United, marcharía último con un simple punto. Está claro que la temporada pasada fue un quebradero de cabeza para toda la Premier League.

Y por último, aunque en este no hemos fallado, me gustaría comentarlo con esperanza. Leicester City. El equipo del que es todo el mundo. El equipo que enamoró a todo un planeta futbolístico allá por 2016. Quién no se sabe aquel once titular de memoria. Vardy, Fuchs, Simpson. Pocos son los que quedan aún de aquel Leicester campeón. Pero hoy me gustaría decir que tengo grandes esperanzas de verles campeones otra vez.

Me gustaría acabar este artículo de la misma manera que lo he empezado. Y ahora hablo como aficionado y no como periodista. Ojalá y temporada tras temporada, siga equivocándome de la misma manera, porque eso significará que el fútbol sigue vivo.

Un comentario sobre «Quién lo iba a decir»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.