Resultados de fútbol EN DIRECTO

Siete veces siete

Hay quien dice que las segundas partes nunca fueron buenas. Pero esta estaba destinada a repetirse tarde o temprano. El revuelo que ha causado la llegada de Cristiano al Manchester United ha concluido con el retorno del siete a su espalda. Era difícil que, tras los primeros minutos de Cavani el pasado fin de semana, el número siete pudiera cambiar de dueño. Pero cuando se trata del hijo pródigo, amigo, todo es posible.

Efectivamente Cristiano Ronaldo va a volver a llevar el siete en el Manchester United. El número que le ha acompañado toda la vida y que parece que seguirá haciéndolo al menos dos años más. Con él, Cristiano ha creado su propia marca y ha dejado un legado difícil de repetir. Pero toda esta historia del siete la puso en marcha solo un hombre. El mismo que ha conseguido que Ronaldo no se marchara al Manchester City. Y no es otro que Sir Alex Ferguson.

Cuando Cristiano llegó a Manchester era solo un crío. Un crío que dejó atrás a su familia años atrás después de marcharse a Lisboa a jugar en el Sporting. Una vez aterrizó en Manchester, Cristiano pidió jugar con el número 28, cosa que Sir Alex Ferguson cambió de inmediato. Le dijo que debería llevar el número siete, un número mítico en la historia del Manchester United. Jugadores como Best, Cantona o Beckham lo llevaron posteriormente. Y Cristiano aceptó el reto.

Pronto la decisión de Ferguson le hizo ver que tenía razón. Cristiano fue sumando minutos y fue centrando los focos en su persona hasta convertirse en el jugador estrella de Europa. Los títulos, tanto colectivos como individuales le abrieron las puertas del Real Madrid. El resto es historia. Sin embargo, el número siete entró en un pequeño bucle del que parecía no salir. Pues han sido siete veces las que el número siete ha cambiado de dueño hasta regresar de nuevo a Cristiano Ronaldo. Y todos sus dueños no llegaron a estar a la altura.

El primero fue Owen. El jugador inglés llegaba a Old Trafford como un delantero de veteranía. Una temporada donde no destacó demasiado. Únicamente un gol frente al Manchester City en el minuto 95 en un trepidante 4-3 que dio el triunfo a los red devils sobre la bocina. Después, la luz de Owen se apagó. Aunque el siete volvería a tener otro dueño.

Antonio Valencia es considerado una leyenda en el Manchester United. Sin embargo, su comienzo no fue del todo destacado. Valencia llegaba como un jugador de ataque, veloz y con desborde. Pero fue en el lateral derecho donde tuvo mayor protagonismo. Retrasó su posición y se convirtió en un lateral muy físico y veloz. No obstante, mientras llevó el siete en su espalda, su nombre estuvo más fuera que dentro.

Llegaba 2014 y con él un fichaje de nombre. Ángel Di María. El argentino llegaba como uno de los hombres clave del Real Madrid de Ancelotti, que venía de ganar la décima. Su cambio de posición al centro del campo dio a Di Maria una polivalencia exquisita. Pero poco demostró el argentino en su etapa en Manchester. Una temporada donde pasó sin pena ni gloria y donde se ganó un enemigo mucho mayor: Old Trafford. Ya se ha podido ver en determinados encuentros de Champions, donde el fideo ha visitado el teatro de los sueños, que ambas partes no se tienen mucho cariño.

Llegó el mercado veraniego y con él, el Manchester United fichaba a uno de los hombres del momento: Memphis Depay. El holandés había demostrado en su etapa en el PSV que su parecido con Cristiano era notable. Fuerte, rápido, con verticalidad y con gol. Recordaba al viejo Cristiano que tantas alegrías dio a la hinchada mancuniana. Memphis tuvo un comienzo estelar en la previa de Champions, donde se enfrentaron al Brujas. El jugador holandés dejó destellos de lo que podría ser una grandísima temporada. Pero solo fueron eso, simples destellos. Poco más se pudo disfrutar de Memphis Depay que se marchó al año siguiente en el mercado invernal.

Un año estuvo el número siete sin dueño. Y llegó a él otro futbolista de categoría. Alexis Sánchez llegaba a Old Trafford tras un trueque con el Arsenal. Un trueque que pronto se vio que fue un error. Alexis debuta en la Carabao Cup en el mes de Febrero. Y desde su debut, su nivel fue en picado. Tanto es así que no se ha vuelto a ver a ese chico maravilla que asombró al mundo tanto en el Barcelona como en el Arsenal, siendo uno de los mejores jugadores de la Premier League. Incluso él mismo afirmó que, tras terminar su primer entrenamiento con el equipo de Manchester, preguntó a su representante si podía volver al Arsenal.

Después de Alexis llegó Edison Cavani. El uruguayo es el único que, a día de hoy, ha sabido responder con buen fútbol al nivel que requería el número siete. Cavani llegó en el mercado veraniego de 2020. Tras finalizar su contrato con el PSG, Cavani estuvo sin equipo durante los meses de verano. Y en los últimos días de mercado se unió a la entidad inglesa. Cavani ha estado a la altura durante el tiempo que ha llevado el siete a sus espaldas. Goles, trabajo y compromiso, Cavani abandona el siete para devolvérselo al hijo pródigo.

Y tras seis dueños en 12 años, el siete regresa a Cristiano Ronaldo. El portugués llega para dar el salto definitivo a un Manchester United que lleva años esperando para llevarse la Premier League. La plantilla está completa y a la altura de la historia red. Esta es la historia del siete. Siete veces siete y siete veces Cristiano Ronaldo.