Resultados de fútbol EN DIRECTO

Sin sufrimiento no hay premio

Italia avanza a cuartos tras ganar por 2-1 a Austria en la prórroga en un partido muy sufrido y trabajado por parte de ambos equipos que lo dieron todo hasta el final.

Encuentro bonito y muy disputado entre dos selecciones de alto rendimiento entre las cuales consiguieron un total de 42 disparos en 120 minutos, una auténtica locura tanto por parte de Italia que dominó parte de la primera mitad como de Austria que tuvo algo más de acción ofensiva en la segunda hasta terminar por luchar incluso con un 2-0 en contra.

Primera Parte

El encuentro arrancó con una intensa disputa por llevar la iniciativa en la que Austria ganó el pulso al menos en los primeros 15 minutos, cuando tuvo un buen juego combinativo con llegadas de cierto peligro además de una alta y asfixiante presión que dificultó en cierta manera las salidas de Italia.

No obstante, la primera ocasión clara llegó de la mano de Nicoló Barella, con un disparo fijo y potente a puerta pero al muñeco, dando así el primer aviso real a la valiente selección austriaca. Además este disparo también se convertiría en el punto inicial del dominio italiano que vendría para el resto de primera parte.

Por ello, el conjunto de Roberto Mancini empezó a penetrar en la bien estructurada defensa austriaca gracias a los balones entre líneas que metían los mediocentros como Verratti o Jorginho, o por llegadas por la banda izquierda con las carreras de Spinazzola. En todo caso, estos caminos para anotar no terminaban de ser del todo efectivos, lo que provocó que la ocasión más clara de Italia en toda la primera parte llegara por un increíble y seco disparo lejano de Ciro Inmobile que posteriormente dio en la madera.

Y finalmente el primer tiempo acabó con un dominio todavía más aplastante de los italianos que por suerte para el espectáculo cambió de forma radical en la segunda mitad.

Segunda Parte

Y es que Austria tras el descanso salió con otra actitud muy similar al inicio del partido, con una alta presión en campo rival y ataques verticales de bastante peligro. Así llegó una de las grandes ocasiones del equipo austríaco. En el minuto 61, por esa misma presión en tres cuartos de campo, los visitantes consiguieron robar el balón y cedérselo a Sabitzer que condujo hasta la frontal y sacó un potente disparo que pasó cerca de la portería de Donnarumma.

Aunque esta advertencia de Austria no quedaría aquí, y es que tan solo tres minutos después llegó el “gol” de Arnautović tras una excelente jugada colectiva con asistencia de Alaba de cabeza al veterano delantero en boca de gol. Sin embargo, la fiesta austriaca acabó pronto pues el tanto fue anulado; fuera de juego por centímetros que dejó a medio estadio paralizado por un increíble tanto que por poco pudo cambiar la historia.

Ambos equipos siguieron golpeándose con numerosos ataques y disparos aunque ninguno acabó dentro de las mallas en los 90 minutos reglamentarios. Esto significó el inicio de la posterior y apasionante prórroga de 30 minutos extras.

Prórroga

Tras unos 90 minutos muy disputados, quien tendrían que dar la cara para anotar los goles en el encuentro fueron los revulsivos. Tras los primeros cuatro minutos, Federico Chiesa, la joven estrella de la Juventus, puso el primero con una excelente maniobra de recorte y golpeo en el área pequeña tras centro de Spinazzola.

Sin embargo, ni este tanto ni el segundo gol marcado al filo del descanso de la prórroga por Matteo Pessina (también recién entrado en la segunda parte), terminaría por hundir al incansable Austria que continuó atacando con insistencia hasta que en un córner en el minuto 113, el joven portento Saša Kalajdžić (revulsivo), recortó distancias en el marcador con un cabezazo al primer palo imposible de parar por la fina precisión de su trayectoria dada por el delantero.

Conclusión

Esto daría la pimienta final a un partidazo que finalmente se acabó llevando Italia por el gran nivel individual de sus jóvenes promesas, que no pudieron ser más determinantes. Italia pone rumbo a cuartos muy contentos pero también cansados por el tremendo desgaste dado hoy.

Austria por su parte, se va con la cabeza muy alta y dándose a conocer como una potente selección que seguro será dura de ganar y luchar en los próximos tiempos.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.