Resultados de fútbol EN DIRECTO

Sorpresa de fin de año en Mestalla

El Espanyol ha conseguido remontar en Mestalla (1-2) a un Valencia que ha ido de más a menos en un vibrante partido. El encuentro que cierra el año natural y abre la jornada 19 de la Liga Santander ha tenido de todo: tres goles, muchas ocasiones, una expulsión y un gol de penalti.

El Espanyol visitaba al Valencia en un partido rodeado de un ambiente extraño. Mientras que en muchos lugares de la geografía española se corrían las populares carreras de San Silvestre, en Mestalla tenía lugar un duelo por todo lo alto que ha dado el espectáculo que se esperaba de él. Con ambos equipos recuperándose aún de los sendos brotes de coronavirus, los entrenadores han podido contar con la mayoría de sus estrellas para tratar de cerrar el año lo mejor posible.

El Valencia comenzó golpeando primero. Fue Alderete quien, gracias a un sensacional salto y suspensión en el aire, consiguió anotar el único gol de los locales en el partido. El jugador paraguayo se elevó sobre la defensa perica y conectó un testarazo imparable para Diego López. Así, el Valencia se puso por delante en el marcador ya iniciada la segunda mitad y afianzando en el marcador lo que se había visto en el campo. El equipo de Bordalás consiguió dominar varias fases de un partido con un elevado ritmo.

Sin embargo, los locales no consiguieron ampliar la ventaja gracias, en parte, a un buen planteamiento de un Espanyol que no quería sumar otra derrota fuera de su feudo. Los de Vicente Moreno sólo habían conseguido hasta la fecha tres puntos en forma de tres empates lejos del RCDE Stadium, una cifra demasiado pobre como para aspirar a algo más que la permanencia.

El equipo perico aguantó el golpe del gol con frialdad. El cabezazo del jugador valencianista subió al luminoso justo después de que Raúl de Tomás fallara la ocasión más clara del partido en un remate mano a mano con Cilessen. El Valencia pareció conformarse con la ventaja obtenida y el ritmo del partido entró en una fase de meseta. Como si de una etapa de ciclismo se tratara, poco a poco ambos conjuntos se acercaron a un ascenso frenético en forma de desenlace final.

El segundo golpe sobre la mesa lo dio el Espanyol de forma doble: penalti para los pericos y justa expulsión por doble amarilla a Hugo Duro. El jugador valencianista llegó tarde y mal a un balón en su propia área y terminó derribando al debutante Jofre. De Tomás se encargó de convertir una pena máxima con algo de suspense. El disparó salió muy centrado y Cilessen adivinó las intenciones del lanzador. Sin embargo, el portero che no logró detener una pelota que parecía fácil. Empate a uno en el marcador con diez minutos por delante.

El Valencia, lejos de firmar el empate, fue a buscar la victoria con un jugador menos. El Espanyol, viendo la inferioridad numérica de sus contrarios, hizo lo mismo. El resultado fue un ritmo frenético que acabó con un gol de Javi Puado a pase de Jofre, que nunca olvidará el día de su debut con el primer equipo. El colegiado añadió seis minutos en los que Rubén Iranzo pudo poner la igualada en el partido, pero el travesaño se interpuso entre el remate y el gol.

El partido finalizó con victoria del Espanyol y un Valencia que probablemente mereció más, pero así es el fútbol. Los de Vicente Moreno se afianzan en la mitad superior de la tabla mientras que el Valencia no podrá comerse las uvas en Europa tal y como quería Bordalás.

Los comentarios están cerrados