Resultados de fútbol EN DIRECTO

Supercampeones

El Real Madrid acaba de proclamarse supercampeón de España tras vencer en los penaltis a un correoso Atlético de Madrid.

Si una palabra tuviera que definir el partido sería igualado; los dos equipos han salido más temerosos que propositivos y al final nada ha terminado de cuajar lo suficiente como para que un conjunto dominara sobre el otro. Se han impuesto las tendencias pormenorizadas con pequeñas fases del partido en las que un equipo proponía y el otro esperaba. El Real Madrid de cinco centrocampistas ha dominado la posesión del balón, llegando a cosechar hasta un 70% de la misma en la primera mitad de juego. En la segunda parte, la tendencia se ha igualado algo más por los cambios que Zidane realizó: sustituyó a Jovic por Mariano y a Isco por Rodrygo, es decir, pasó a un esquema más clásico en el que el centro del campo no era tan dominador.

Las ocasiones en la primera parte han sido pocas y de calidad desdeñable: un par de tiros prara cada equipo sin demasiado peligo. Ha sido en la segunda mitad cuando el partido se ha abierto cada vez más ofreciendo espacios para correr y el cansancio ha hecho acto de presencia en algunos jugadores propiciando errores que podían haber acabado en tragedia para cualquier equipo. Trippier se ha vaciado por completo en el terreno de juego y eso se ha hecho de notar en el último tramo de partido: errores muy clamorosos y nada habituales en el lateral han dado varias oportunidades al Madrid para poder llevarse el encuentro.

Courtois ha sido de los mejores en el conjunto blanco; sus paradas a buenos remates de Correa o Morata han mantenido con vida a los merengues hasta el final del tiempo reglamentario. La actuación de Jovic, que ha desperdiciado dos oportunidades de oro para hacerse con la confianza de la hinchada blanca, ha dejado mucho que desear, pero es cierto que ha sido el artífice de un par de acercamientos claros. Mariano fue su sustituto y parece que el no contar para Zidane no importara al dominicano pues su ímpetu, garra y entrega parecían no tener fin.

Los 90 minutos han finalizado con una sensación que parecía bastante evidente entre los aficionados de los dos clubes: el empate era el resultado más justo. Comenzaba la prórroga con Vinicius saliendo por Kroos en el Madrid. El Atlético retiraba a su estrella Joao Félix para dar cabida a Arias. El Cholo agotaba sus cambios sustituyendo a Giménez, parece ser que con alguna molestia física, por Savic. El uruguayo se marchaba del terreno de juego sin poder ocultar un gran enfado por tener que sentarse en el banquillo. El Atlético atacaba con Vitolo, que fue el recambio de Herrera en la segunda parte, Correa, Morata y un incansable Thomas. La actuación del jugador africano es remarcable; su labor defensiva fue crucial para evitar una debacle colchonera en la prórroga y el último tramo de la segunda parte.

En el tiempo de prórroga no se han dado ocasiones de gran magnitud, siguiendo en la tónica del partido. Sin embargo, en el minuto 115 ha llegado la jugada del partido: Morata cabalga solo tras un error de Carvajal cuando Valverde interrumpe su carrera con una entrada que le cuesta la expulsión del partido. El “pajarito” Valverde se sacrificó por el equipo anteponiendo los intereses colectivos a los individuales. La acción de Morata era prácticamente un gol cantado a excepción de una aparición estelar de Courtois, pero el centrocampista uruguayo realizó una entrada que derribó al delantero español. La entrada ni es fea ni su objetivo es lastimar la integridad física de Morata, pero tras la expulsión de Fede Valverde, los jugadores del Atlético armaron una pequeña tangana que se saldó con amarillas para Carvajal, Savic y Correa.

El partido llegó a la tanda de penaltis habiendo sido un encuentro muy parejo en el que ambos equipos no pudieron superar a sus rivales. La suerte se decantó por los blancos: Saúl mandaba el balón al poste, Carvajal metía su penalti, Courtois paraba el suyo a Thomas, Rodrygo quitaba las telarañas a la escuadra derecha, Trippier engañaba al portero rival y finalmente Ramos hacía del Madrid un supercampeón de España.

Valverde, rodeado de polémica, recibió el premio al MVP del partido. El Real Madrid de Zidane prolonga su idilio con las finales: nueve de nueve. La primera supercopa a cuatro se exhibirá en las vitrinas del Santiago Bernabéu.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.