Resultados de fútbol EN DIRECTO

Yoann Gourcuff, la frustración francesa

Apodado el “Petit Zizou” fue para el fútbol francés un espejismo de grandezas, éxitos y títulos que nunca llegaron a cumplirse.

Yoann Gourcuff – Grenoble/ Bordeaux – Ligue1 (20-01-2010)

Nació el 11 de julio de 1986 en Ploemeur, Francia. Se crió en el seno de una familia futbolera, pues su padre había jugado en varios equipos franceses y era una figura respetada. Así, como entrenador en el F. C. Lorient, logró la entrada de su hijo en el equipo. Tras el traslado del padre al Stade Rennes, también se marchó el hijo que obtuvo su primer contrato como juvenil en 2001 y debutó como profesional en 2003.

En la temporada del 2005-2006, la tercera temporada de Yoann en el club francés, el conjunto alcanzó el séptimo lugar en la liga francesa y clasificó para la copa Intertoto 2006. La importancia del mediocampista en el juego del equipo le llevó a disputar la Eurocopa sub19 de ese mismo año con la selección francesa. ¿El resultado? El triunfo de los galos en el campeonato. El inicio del sueño francés.

Gourcuff había hecho mucho ruido y Europa quería seguir escuchando. Mientras le comparaban con grandes figuras del fútbol francés, se rumoreaban los próximos destinos de la joven promesa entre los que se encontraban grandes clubes como el Arsenal, el Ajax Ámsterdan o el AC Milan. Finalmente se decantó por este último y firmó por 5 años en 2006. El sueño francés seguía creciendo al ver a su joven promesa ganando la Liga de Campeones 2006, la Supercopa de Europa 2007 y el Mundial de Clubes del mismo año. Sin embargo, no pareció encajar del todo bien con los “rossoneris” y empezó a sufrir leves pero repetitivas lesiones. Por ello retornó a su patria como cesión para el Girondins de Bordeaux en 2008.

No por eso parecía dejar de brillar pues con este club tocó el cielo, ganando; Ligue1 (2008-2009), siendo elegido jugador del año por la Ligue1 y la France Football, gol del año y declarado figura crucial en la llegada del club a los cuartos de la Champions y obteniendo el conjunto el reconocimiento de Equipo del año por la Ligue1. El club cierra la compra y en las temporadas que disputó allí obtuvo sus mejores cifras: 24 goles en 95 partidos.

Las expectativas no podían ser más altas y su valor se volvió astronómico. Tanto fue así que para la temporada 2010-2011 fue vendido al Olympique de Lyon por 22 millones, además de una cláusula por venta de 4,5 millones. Pero Yoann no les dió ningún título esa temporada. El club tuvo que esperar hasta 2012 para ganar la Copa y Supercopa de Francia. Esto fue lo único que ganaron con Gourcuff en su alineación. El fútbol francés había despertado del sueño.

Yoann siguió en Lyon sin pena ni gloria hasta 2015, que volviera al Stade Rennes. Jugó sin obtener logros remarcables hasta 2018, que se marchó al Dijon FCO por una temporada. Al finalizar en 2019 dejó de jugar y actualmente permanece sin club.

Si se mira su carrera de forma objetiva es innegable que fue un gran jugador en su momento. ¿Qué pasó? Se dieron tres aspectos que jugaron en su contra. En primer lugar las repetidas lesiones le robaron muchos minutos de demostrar su valía en el campo. Esto hizo que se diera el segundo factor, pues no haber encajado bien en Milán le privó de la oportunidad de saltar a grandes clubes. En lugar de ese salto que merecía, tuvo que andar hacia atrás y volver sobre sus pasos hasta Francia. Allí le esperaba el tercer elemento que le perjudicó: las expectativas y comparaciones. A cualquier persona que se le compare con figuras como Zizou o Zidane se le está condenando a una gran presión. Esto fue lo que le sucedió a Gourcuff, a quien el pueblo francés condenó a “le guillotine”.

Un comentario sobre «Yoann Gourcuff, la frustración francesa»

  1. No matter if some one searches for his necessary thing, therefore he/she wants to be available that in detail, so that thing
    is maintained over here.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.